TERMINOLOGÍA 4 – la jaula de castidad

Hace unas semanas intenté contaros algo sobre estos artiilugios cuyo uso se está extendiendo como la pólvora . A algunos esclavos y sumisos les encanta y les van bien, en mi caso, fue todo lo contrario, tal y como expliqué aquí.

Empecemos por los problemas e inconvenientes que pueden causar este aparato:

1) Te duele el anillo de la jaula – tira ligeramente de tus bolas y aplica aceite de coco alrededor de ellas y sobre el área alrededor del anillo. El aceite de coco proporciona suavidad y humedad y sus efectos duran más tiempo. 2) Tus bolas se encogen durante el tiempo frío – esto es normal. Procura ducharte con agua calentita y permanecer en un lugar cálido para que tus testículos se relajen y sujeten bien. 3) Alguna de las dos bolitas o las dos, se han salido del anillo: pero alma de cántaro ¿pensabas que eras el caballo de El Espartero? – esto significa que deberías haberte conseguido un anillo más pequeño. Si logras poner tu dedo índice a través del anillo, entonces es demasiado grande. El anillo debe estar lo suficientemente apretado pero sin cortar la circulación. 4) Tu jaula gira o se  tuerce – Asegúrate de usar ropa interior tipo algodón elástico. Los Boxer no son los más indicados para la castidad. Te irá bien cualquier calzonzillo o slip con  bolsa para mantener las cosas en su lugar. 5) Tus bolas te duelen ¡ Ay pobre! Esto también es normal. Como tu amo no te permiteque te corras ni liberes tu carga como un verdadero hombre, puede que toda esa acumulación sea la causa de que tus testículos estén llenos y apretados. ¡Tienes que ser obediente y aprender a aceptar tu estilo de vida de castidad! Cuando la mente es fuerte, entonces el cuerpo puede superar cualquier cosa. 6) La jaula te tira del pelo ¡esto es el colmo! ¿aún no sabes que no deberías tener ningún vello púbico?. Eso es para los hombres. Los Subs deben permanecer siempre suaves y rasurados. Tienes que afeitarte todos los días. Tengo la suerte de no ser nada velludo, tan sólo una leve pelusa rubia por todo el cuerpo, imperceptible a la vista y al tacto. Ni a mí ni a mis alfas les gusta que me afeite, rasure ni depile el escaso vello púbico.7)¿Cómo limpiar tu pirula si la tienes sin cortar, o sea ,uncut? – Debes mojarla con agua tibia y jabón de ph neutro: retira la piel del prepucio y muévelo arriba y abajo, Inserta la punta de un cepillito de cerdas ultrasuaves y limpia concienzudamente. Aclara y repite la operación varias veces.

¿Por qué se usa?

Mirad la genial descripción que hace ayaxSG en su blog

El principal motivo por el que se usa o se ordena colocar este aparato es para que al esclavo le resulte imposible tocarse o masturbarse en presencia de su amo y adoptar únicamente el rol pasivo-receptivo en el sexo oral y durante la penetración . Esto se logra cubriendo sus órganos genitales con una jaula de castidad que impida cualquier estímulo físico. Este protector se mantiene en su lugar con una cerradura. El esclavo puede o puede no tener la llave. Pero si se utiliza convencida y seriamente, lo habitual es que el esclavo no tenga acceso a la llave. Esta

situación es lo que se llama una regla terminante. Bajo esta regla terminante, toda la responsabilidad de la conducta sexual del esclavo se transfiere enteramente al poseedor de la llave, y cuando se toma totalmente en serio,el carácter de la castidad deja de ser algo autónomo y pasa a ser una cuestión que depende exclasivamente de la coluntad del amo.

 

Es necesario recordar que el uso de la jaula de castidad convierte al esclavo totalmente dependiente del portador de la llave (su amo), ya que únicamente de su dueño depende que se lo quite para poder masturbarse, o recibir cualquier estímulo en sus órganos genitales.

Aunque la mayoría de los diseños de las jaulas de castidad disponen de un orificio de salida de la orina, la realidad es que los órganos externos han de limpiarse muy a menudo ya cualquier residuo de orina si no se limpia, generará  un olor desconcertante y posiblemente ofensivo para el amo, a menos que ése sea el efecto deseado para la humillación del sumiso. En todo caso, los residuos de orina dejados durante mucho tiempo, pueden provocar irritación en la piel.

 

El cinturón de castidad es un elemento de juego con una gran carga erótica, y proporciona al Dominante la sensación de poder absoluto sobre la sexualidad de su sumiso, ya que se puede utilizar como elemento de castigo o para la privación total de estímulos externos en los órganos genitales durante el juego. Puede convertirse en un elemento fetichista de primer orden.

Mi propia interpretación, (por supuesto subjetiva y muy personal):

A la mayoría de los potros, el jinete los monta casi desnudos por supuesto – es importante que las nalgas (grupa) estén totalmente expuestas y accesibles para los “estímulos” vitales del látigo cuando el amo-alfa comienza a galopar sobre la colina del placer. Mantener al animal desnudo permite que el sudor circule libremente en  verano, por lo que puede trabajar más duro y durante más tiempo, y en el invierno, se le obliga y motiva al potrillo a que esté constantemente en movimiento, y de este modo, mantenerlo siempre caliente.

El problema es qué hacer con el pene del esclavo – muchos propietarios de estos potros, cubren los genitales del sumiso con un suspensorio de cuero a modo de  “bolsa de caballo”. El problema con esto es que la bolsa debe ser eliminada cuando el animal necesita orinar, y la cadena o correa que va desde la parte inferior de la bolsa a través del perineo del esclavo hasta la cintura y entre sus nalgas, pueden provocar rozaduras y dolor tanto al potrillo como al jinete que lo monta (aparte del hecho de que muchos propietarios encuentran estas cadenas y correaasa la cintura estéticamente desagradables). A mis alfas, por ejemplo,  les gusta ver la espalda del animal totalmente desnuda.

 

Este accesorio a modo de jaula castidad goza de amplia aceptación entre algunos propietarios, por lo tanto: una vez bloqueado el pene del animal, fracasa cualquier intento de erección y excitación sexual. El pene del esclavo está siempre dirigido hacia abajo para que pueda liberar algunas gotas de líquido preseminal pero sin permitirle jamás llegar a eyacular. Muchos propietarios están plenamente convencidos de que las erecciones y eyaculaciones “debilitan” a su potro, quien debe guardar y emplear toda sus energías para servir a su dueño.

El potro, por supuesto, se ve totalmente incapaz de quitarse el dispositivo sin la llave especial, y una ventaja adicional de este accesorio es que permite al amo la total dominación y el control más exhaustivo incluso en los caballos más grandes.

En mi caso, a mis alfas no les ha gustado que utilizase éste ni cualquier otro tipo de artilugio que resulten artificiales y sofisticados a la vista. El único atuendo que me permiten es la piel desnuda, nunca me han dejado hacerme tatuaje alguno, ni el más mínimo piercing. Sin embargo, ellos, en su mayoría, sí lucen  sobre sus cuerpos hermosos tattoos con mayor o menor fortuna.en cuanto a estética.

 

Como ya he contado en numerosas ocasiones, al macho alfa le incomoda ver los genitales de su pussyboy porque considera que como él es el macho dominante, no puede existir  más polla que la suya. Mi técnica consiste en cubrir mis genitales con las manitas y estirarlos en dirección al ombligo (si estoy cara a cara con él tendido en la cama o montado sobre su polla), eso deja despejadas mis ingles y expuesto el perineo. Mi alfa enormemente excitado y fuera de sí, introduce la polla por la interseción de dos de mis dedos y me folla con intención de que mi pene funcione a modo deexcitado y abultado clítoris y continúe lubricando o, en algunos casos, para provocarme un intenso orgasmo. A continuación, introduce todo mi esperma en mi agujerito para dilatarlo y lubriarlo… y entonces, da comienzo una brutal follada por su parte hasta vaciar por completo el contenido íntegro de sus huevos.