TERMINOLOGÍA 4

tumblr_o2tbkqZNpQ1v0dhz4o1_540

DICCIONARIO DE GUARRIDONGADAS VARIAS (vale también para heteros curiosos o no)

Es parte del temario y asignaturas que tuve que estudiar y practicar para las oposiciones:

Ass-to-mouth: cuando estás siendo enculado, y en algún punto, el tío le da la picá saca su artefacto y te lo introduce en la boca sin escalas.

Bukkake: práctica importada del Extremo Oriente en la que un número indeterminado de hombrecitos se atusan el calabacín mientras esperan turno para verter sus natillas sobre uno que espera de rodillas. He conocido casos de hasta 500 individuos, tras los cuales el receptor parecía una vichyssoise. Existen variaciones locales de esta práctica, pero debe notarse que en la versión original japonesa no hay contacto físico alguno entre la turba que se masturba y el que espera ansioso los chorros.
Creampie: el varón se alivia dentro de la flor del orto del compi llenándosela de amor, y de repente se levanta y abandona el lugar. Después, el afortunado agita sus nalgas y deja que el producto caiga hacia fuera.

Cumshot: se denomina así al disparo lácteo que el varón efectúa al llegar al orgasmo. Por lo general y para que tenga cierta gracia, alguien debe atraparlo usando su cara.

 

Dirty Sánchez: tras la intromisión anal, el hombre utiliza la punta de su báculo para dibujar un bigote marrón en el rostro de su pareja. En caso de haber hecho una lavativa previa, esta práctica es absurda e infructuosa. Esta asignatura no hay manera que la aprueve.

Felching: el hombre sodomiza que da gusto a quien se preste; una vez ha regado su interior, él u otra persona sorbe hacia fuera el néctar anal.

Fluffer: en el mundo del espectáculo, se denomina así a la persona que da satisfacción erótica al artista justo antes de su salida al escenario, ayudando a relajar las tensiones propias de ese momento y contribuyendo así a una óptima representación.

Gagging: forma de trabajo oral extremo y agresivo en la que el salami es tragado con afán hasta, digamos, llenar espacios en la laringe. Dicho de otra manera: es el acto de hacerle el amor a una cabeza humana. Em esta saqué sobresaliente.

 

Gang-bang: un muchacho con necesidad de protagonismo se convierte en un pequeño centro de ocio para una multitud de tíos con ganas,  y es atendido al mismo tiempo en todos sus orificios. Para entendernos, mientras unos se esmeran (o son esmerados por él), otros esperen su turno mientras agitan sus palos en el aire para mantenerlos siempre inflamados y listos.

Rusty Trombone: operación en la que la persona se coloca de rodillas detrás de su hombre con los labios presionando el ojal del trasero de éste (también llamado rusty hole), mientras con el brazo rodea la cadera y opera su manubrio, para proceder a soplar al son de La Marsellesa.

S&M: denominación de “sadomasoquismo” (siglas de Sadism & Masochism). También es el nombre de un disco de Metallica, por la relación que se establece entre una banda de pseudo-metal y una orquesta obligada a tocar con ellos por dinero o bajo amenazas.

Swapping: el alfa deposita su bifidus activo en la boca de un sumiso, quien lo saliva un poco y después lo deja caer en la boca de un segundo sumiso.

Swinger: en oposición al “aleluya, aleluya, cada uno con la suya”, se llama así a cualquier persona que sea partidaria de, o aficionada al intercambio esporádico, voluntario y no remunerado de parejas estables para fines poco cristianos.

Teabag: utilícese como verbo, denotando la introducción del saco testicular en la boca de alguien mientras está dormido o inconsciente, por lo común no como práctica sexual sino para provocar hilaridad y/o grabarlo en vídeo, o sencillamente por hacer una putada.

 

TERMINOLOGÍA 3 – DEEP THROAT (Gagging)

El arte de tragar a fondo y no asfixiarse en el intento. Si una mamada puede ser una de las más bellas experiencias para compartir dentro de una relación íntima, podemos afirmar que aprender a realizar correctamente lo que se conoce por “Garganta Profunda” es hacerle alcanzar a un tío la más exquisita cumbre del placer. En el contexto BDSM, adquiere una dimensión si cabe más especial aún, porque un alfa Dominante es alguien que disfruta usando a sus seres sumisos, y que a su vez ,ha de saber hacerles experimentar y desear cosas nuevas, procurando que se sientan seguros al practicarlas y que las puedan llegar a disfrutar.

Para un puto esclavo pussyboy como yo, es una forma sensacional de procurar placer al Dominante, que le hará sentirse orgulloso de poseer a un ser sumiso bien entrenado, al tiempo que como sumiso ganaré en autoestima al saber ofrecerle al mi alfa ese placer. Muchos Dominantes tienen su propio método de enseñanza, y todos sirven si ayudan a facilitar el aprendizaje de la persona sometida a ellos a hacerlo sin miedo y sin correr riesgos innecesarios.

No hace falta deciros que os tiene que gustar, que te encanta disfrutar proporcionando el máximo placer al hombre al que admiras y deseas. Tiene que ser algo placentero para ambos. Para el sometido darlo, para el Dominante recibirlo,  para ello importante  tomarse el tiempo que sea necesario con cada persona ..

No todo el mundo vale para ser “garganta profunda” son muchos los que desisten de ésta práctica tras varios intentos frustrados, los vómitos, la sensación de ahogo y la angustia que provocan, unidas a la sensación de fracaso, y los nervios, pueden llevar a cansar tanto a Dominantes (no se lo están hacien bien) como a los sumisos que se frustran por no poder, no saber, o no dejarse follar por la boca. Yo como soy un putón casi profesional en la materia, me atrevo a sugeriros algunas de las técnicas que conozco jajajjaj ¿Acaso  pensábais que nací sabiendo? no, no, me costó mucha paciencia y entrenamiento. Y sigo ejercitándome todos los días para convertirme en un mamón de campeonato.

Como todo en esta vida, tiene sus trucos, su técnica y eso es lo que voy a tratar de explicar paso a paso, de la forma más sencilla y coloquial, vamos al lío.

Tragar y respirar a la vez.

Es algo que se puede ejercitar en solitario, forma parte del entrenamiento del sumiso y si sois constantes y se toman unas mínimas medidas de seguridad, sorprenderéis al Dominante en alguna ocasión especial convirtiéndola en inolvidable. Hacedme caso.

Técnica Base.

-Aprende a respirar sólo por la nariz, (recuerda que la boca la tendrás ocupada). Ejercita eso unos  minutos.

-Si se está acatarrado y/o se respira mal por la nariz, es conveniente usar un descongestionante nasal,  para mantener la nariz despejada durante cierto tiempo.

-Aspira profundamente, cuenta hasta cinco para el siguiente paso.

-Pon dos o tres dedos en tu boca, bien adentro pero sin presionar la lengua, aguanta la respiración  unos cinco segundos, ahora dedos fuera, expira, relájate y otra vez a la carga.

-Toma aire por la nariz, cuenta otra vez y dedos adentro otra vez, vuelve a contar, a sacarlos…

-Puedes ir aumentando paulatinamente los segundos en la fase de penetración. Es así de sencillo.

 Segundo paso:

– Otra cuestión a tener en cuenta es acostumbrarse a tener la boca bien abierta, para ejercitar los músculos faciales y la mandíbula; necesitarás hacerte con un tubo circular de un diámetro de una polla normal (he dicho normal) que te pueda caber, y que quepa sin forzar demasiado la boca y la mandíbula. Para ir entrenándote te puede servir, por ejemplo, el canuto o el cilindro de un rollo de papel de cocina; bien forrado con cinta aislante adquiere una dureza adecuada, y si lo cubres con film transparente  de cocina, quedará aislado de la humedad bucal y no se deformará tanto. En realidad muchas cosas que tenemos alrededor pueden servirnos para prácticas BDSM, siempre que sepamos utilizarlas de forma segura. Esa debe ser siempre la máxima prioridad. Y preguntaréis ¿Por quéutilizar un cilindro que está hueco cuando me puedo meter un cipote de goma? Porque tenéis que aprender a respirar.

Tercer paso: ¿Qué postura pongo?

LSi eres un esclavo mamón como yo, la más adecuada es arrodillado, arqueándote hacia atrás, separando las rodillas pero manteniendo los tobillos juntos y sujetándote a ellos con las manos dejando que la cabeza cuelgue hacia atrás;  de esa forma, la boca y la garganta quedan perfectamente alineadas, lo que facilitará una penetración profunda. Las manitas quietas ¿eh? no vale hacer trampas.. recuerda, eres un garganta profunda. Ensaya esta postura hasta que te encuentres cómodo en ella y te resulte natural adoptarla. ¿Quien dijo que la vida de un pussyboy era fácil? hay que tragar carros y carretas. Más adelante si sois perseverantes seréis capaces de hacerlo en otras posturas sin dificultad. Lo más importante es mantener perfectamente alineadas boca y garganta.

Cuarto paso:

Ahora es el momento de colocar el tubo en la boca y volver a la postura anterior. Recuerda: Respira por la nariz aunque tengas la boca bien abierta.

-Tómate unos segundos, y cuando lo tengas controlado, empieza por meter los dedos en la boca, sigue respirando sólo por la nariz.

-Esta vez vamos a hacerlo un poco más difícil, mueve los dedos dentro de la boca, presiona un poco  la lengua con ellos, gíralos dentro, pero siempre respirando por la nariz hasta que estés relajado y no   te moleste ni te desconcentre sentirlos ahí.

-Ahora mételos bien a fondo, tranquilo, respira bien… cuenta de nuevo hasta cinco y sácalos.

-Así una y otra vez hasta que la respiración sea calmada, rítmica y el abreboca no moleste.

¿A que los dedos en el fondo de tu boca ya no te dan ganas de vomitar ni sensación de asfixia?

Quinto paso:

-Busba algo que se asemeje al cipote de un hombre en erección, en longuitud, anchura y dureza, algo largo y no demasiado delgado para que no se escape de tus manos y que puedas manejar con seguridad. Por ejemplo una zanahoria del Mercadona bien gordota y que están de oferta. A mí que el guarda de seguridad me conoce, siempre menda que me reserven las mejores.

-Piensa en la polla de tu Dominante, en el placer que le vas a dar, céntrate en eso e imagínatelo de pié frente a ti, con su pollón apuntando a tu boca.

-No muevas la cabeza, (cuando estés con él, pídele que te ayude a sostener la cabeza no vayas a descoyuntarte a la primera  pero manteniendo siempre la boca y la garganta en línea recta).

-Ahora ve metiendo la zanahoria (si te atreves con un calabacín, adelante) en tu boca despacio y con cuidado, pero hasta el fondo, rózalo pero no lo claves; tiene que poder moverse.

-Empieza a simular el movimiento de una polla cuando entra y sale de tu boca, muy suavemente, sin forzar.

-Acompasa la respiración a ese movimiento y no te desconcentres; respira sólo por la nariz y aguanta la respiración mientras la tienes dentro, expulsa el aire cuando salga y tómalo cuando vaya a entrar de nuevo. Te prometo que no te llevará mucho tiempo dominar la técnica.

Sexto paso:

-Una vez que la técnica base se domine bien, prueba a hacerlo sin el abreboca (el cilindro de cartón), comprobarás que, seguramente, ya eres capaz de hacerlo, si no es asi, repite el apartado anterior paso a paso. Lo importante es aprender bien, no aprender deprisa.

-Cuando hayas llegado hasta aquí sin dificultad, (si continuáis vivos) es el momento de practicar en otras posturas:

-La más habitual; arrodillado y con el pene enfrente con el Dominante erguido.

 -Arrodillado y entre las piernas de él o ella (si se trata de una ama con arnés) si está sentado.

 -Tumbado sobre una cama imaginándole sobre ti, etc. Respiración, calma y mantener la boca y  la garganta en línea recta para que nada dificulte la penetración, eso es todo.

Técnicas mas avanzadas.

Una vez se haya conseguido seguir los pasos anteriores correctamente, (si has tenido problemas con alguno, sólo tienes que repetir hasta que te salga bien) llega el momento de avanzar un poco más, y eso se traduce en tiempo; en conseguir mantenerla en el inicio de tu garganta por más tiempo, lo que va a ser muy útil en el momento en que el Dominante, a punto de regalarte su leche, decida mantenerla ahi un poco más para descargarse por completo. Los pasos son los mismos de antes, pero alargando tanto como puedas el tiempo.

-Recuerda que los ejercicios de respiración han servido para eso, para ayudarte a concentrarte y para contener y controlar la respiración.

Ya estás preparado, así que ahora, prueba cosas nuevas.

– Juega imaginando el cipote de tu Dominante en tu boca, ya sabes lo que tienes que hacer, ¿verdad? si, eso que tanto le gusta que le hagas: que lamas el glande rodeándolo con tu lengua, dándole pequeños toques justo en la punta, apriétala contra tu paladar y frótate la boca con ella; Disfruta haciéndole disfrutar.

-Seguro que conoces lo suficiente a tu macho alfa como para saber que llegará ese momento en el que él no va a poder más y la hundirá en tu garganta hasta el fondo; pruébalo, asegúrate de ello.

 Un Paso más:

-Ahora pon esa zanahoria al fondo de la boca.

-Respira bien a fondo por la nariz y mantenla dentro tanto como puedas.

-Cuenta mentalmente, si eso te ayuda, y húndela hasta la garganta.

-Resiste, puedes hacerlo. Piensa en tu Dominante: A más tiempo, más placer.

-Seis, siete, diez segundos… quince… trata de ir ganando segundos, que cada vez dure más. No fuerces nunca hasta ponerte en peligro de asfixia, detente si algo te desconcentra, normaliza la

 respiración y vuelve a comenzar. Cuando hayas conseguido mantenerla ahí durante… digamos doce o quince segundos, (mejor si es más) una docena de veces, prueba a cambiar de postura como antes:

-De rodillas y con la espalda arqueada.

-De rodillas pero inclinándote hacia delante en busca de ésa adorada polla.

-Tumbado…

Llega hasta donde puedas y tranquilízate, mañana podrás un poco más. Una vez comprobado que puedes sin problemas, estarás perfectamente preparado para ofrecer a tu Dominante una deliciosa mamada como se merece, combinada con tus nuevas habilidades, le sorprenderá muy gratamente y os hará sentiros más felices y cómplices que nunca. No es una carrera de velocidad, sino de voluntad, resistencia y superación que el macho alfa sabrá valorar y disfrutar, al tiempo que un puto esclavo como yo crecerá en entrega, control de si mismo, compromiso hacia el Dominante y autoestima.

Si tenéis la suerte (como yo he tenido) de que es el propio Dominante quien te entrena en esta disciplina, lo más seguro es que te vaya tranquilizando utilizando un tono de voz suave y lento (Oh, qué maravilla!) para ayudarte a sentirte seguro, relajado y tranquilo. Te aseguro que NADA es comparable a la auténtica textura, dureza y sabor de esa polla del hombre con el que se sueña, se desea, y se adora.

 

TERMINOLOGÍA (2)

EL BONDAGE

El arte precursor del bondage ha alcanzado su mayor desarrollo en Japón, donde se le conoce con el nombre de “shibari” y cuenta con una larga tradición y una más que respetable ascendencia social. Bondage (del inglés to bind, maniatar) es la denominación que se aplica a los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda. Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando medios diversos: cuerdas, esposas ,pañuelos, cintas, etc., aunque también se usan cadenas, cinta adhesiva o cualquier otro medio susceptible de inmovilizar y/o envolver el cuerpo de la persona subordinada. El bondage puede usarse como práctica estetico-erótica en una relación BDSM, como instrumento erótico en sí mismo o como elemento en escenarios de dominación o sadomasoquistas. En cualquier caso, forma parte de la llamada cultura BDSM.

A pesar de que este tipo de prácticas se han utilizado desde siglos, sólo recientemente se han empezado a recoger en obras de divulgación sobre sexualidad, pero el deseo sexual ligado a la inmovilización está muy extendido y se conoce desde antiguo,como lo muestran numerosas imágenes de intención aparentemente no erótica. ¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas? La razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien impone las pautas a seguir. La sensación de dejarse llevar, de despreocupado abandono erótico, es para muchas personas altamente gratificante en el plano sexual.

A algunas personas (como es mi caso) les atraen también las sensaciones físicas sobre la piel: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse, el roce o incluso la abrasión producida por la cuerda al desplazarse sobre la epidermis.  A  mí personalmente, me erotiza en grado máximo el roce de la cuerda en mis muñecas, en las ingles, en el canal de mis nalgas hasta estimular mi ojete, morder la cuerda, lamerla, sentir la presión sobre el cuello… y por encima de todo, sentirme atado a modo de bridas mientras mi alfa me cabalga como un potro. Ligado a esto último está también el placer obtenido por la adrenalina que genera el peligro simbólico.

 Atrae también la sensación de impotencia cuando se hacen intentos por liberarse; a algunas personas les agrada realizar estos intentos mientras son estimuladas sexualmente por la persona activa, aunque el bondage no implica necesariamente contacto sexual. Es frecuente asimismo el uso del bondage en los llamados “juegos de sumisión” o juegos en los que se representan roles amo/esclavo. Finalmente, el bondage puede utilizarse como complemento a otras prácticas sexuales, incluso de tipo enteramente convencional, para estimular la libido de la persona que recibe el bondage y/o de la persona que lo ejecuta. En este contexto, algunas de las razones que las personas activas suelen dar con más frecuencia para explicar su afición al bondage, son el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero o compañera, el placer creativo y estético unido a la visión del cuerpo humano encordado como una singular obra de arte, y otras razones, complementarias que excitan en alto grado a quienes asumen un rol pasivo.

PRECAUCIONES

La mayoría de las lesiones del bondage se producen entre principiantes, otras por “jugadores” con experiencia, que se consideran “expertos” e intentan cosas aventuradas de forma consciente o inconsciente. Tened cuidado.

El bondage para la suspensión requiere una cuerda especial, nudos especiales, “arneses” especiales en el cuerpo y en definitiva precauciones especiales.

Hay otros ingredientes para una buena escena de bondage además de la cuerda, la actitud mental (la vulnerabilidad y el desamparo) Las cuerdas son un ingrediente adicional en la lucha del cuerpo para ganarl a libertad. Las cuerdas se deben revisar periódicamente, vigilar los extremos y el color, la decoloración puede indicar un deterioro químico, en cualquier caso se deben deshechar las cuerdas que presenten síntomas de envejecimiento. Evita anudar las cuerdas, los nudos reducen la resitencia a la ruptura en un 40%, la fuerza que se ejerce, en vez de repartirse por igual en toda la cuerda, se concentra en el nudo, por eso es preferible empalmarlas que anudarlas. Si se utiliza con poleas, ésta, debe ser de un tamaño adecuado, para evitar desgastes.

 Si después de una sesión no conviene que se noten las marcas de la cuerda por alguna razón, se pueden usar pañuelos e incluso tiras de tela de sábana, que normalmente no dejarán ninguna marca, y también se puede utilizar la cinta médica para amordazar. Poner la parte posterior de las manos juntas hace que los codos se doblen hacia fuera y las manos sobre las muñecas, en realidad cuando ata, está atando sobre el dorso de la mano más que sobre la muñeca, así que es fácil para el sumiso liberarse.

Como cualquier otro “deporte o disciplina”, el bondage se practica mejor conociendo los riesgos y las medidas de seguridad, si el juego se realiza con seguridad y control, la satisfacción está garantizada.

En todos los deportes, existe la posibilidad de accidentes, y lo mismo pude suceder en el bondage, no juegues si tu mente no está alerta, cansada o bajo la influencia de drogas o alcohol. No intentes hacer cosas de las que no estés seguro, la garganta nunca debe recibir presión de ninguna clase y nunca debe dejar sola a una persona atada.

El bondage mal hecho, particularmente en las muñecas o tobillos, inhibirá la circulación. El sumiso sentirá un entumecimiento. Se sentirá a veces incómodo, a veces no. (todos conocemos la sensación de un pie que se nos ha dormido). La inhibición temporal de la circulación no es un problema a menos que el sumiso tenga una sensación dolorosa.

Si el bondage está molestando en la trayectoria de un nervio, el sumiso sentirá un dolor como si tiraran de él o un dolor centralizado en ese punto. Si el sumiso cree que el bondage está bloqueando la trayectoria de un nervio, se debe quitar el bondage inmediatamente.

Cuando se atan las muñecas en la espalda, con los brazos rodeando el pecho, y haciendo que los músculos del pecho queden oprimidos, los sumisos que carecen de flexibilidad pueden notar una reducción en la entrada de oxígeno y notar dolor de cabeza, o incluso desmayarse.

Los participantes sanos y con aguante pueden gozar de una posición determinada alrededor de una hora. Si no eres una persona absolutamente sana o no tienes experiencia, deberías intentarlo una media hora, si estás experimentando algo nuevo, limita también el

tiempo a media hora.

 Para prolongar tus sesiones de bondage, varía la colocación de las manos -por ejemplo- comenzando con las manos atadas atrás y tras una media hora cambia hacia adelante, etc.

Si vas a jugar con cuerdas, debes tener a mano un cuter o una tijera de seguridad (tijera médica) que se puede comprar en las farmacias y tiendas de suministros médicos. Están diseñadas para quitar vendajes, tienen un lado externo plano para proteger la piel cuando se cortan.

Y cuando te desaten…. ufff! entrégate sin reservas

 

tumblr_nls4lpROzx1thvddco1_500

TERMINOLOGÍA (1)

Hoy inicio una sección ( a ver si empiezo a emplear etiquetas para ordenar un poco esto) porque algunos me lo habéis pedido con el fin de entender un poco los entresijos de BDSM.

Empiezo en esta ocasión por LA CAÑA (yo sé que los psicólogos me odian porque no pueden entender algunas de estas prácticas, pero que no olviden que hasta décadas muy recientes, este tipo de disciplina se empleaba muy alegre y aceptablemente en familias, escuelas, ejércitos, etc…Por suerte, ya no es legal y está condenada judicialmente como todo aquello que atente contra la libertad e integridad de una persona que no se entregue a ellas de manera voluntaria y consensuada). A mí sí me gustan los azotes. Tengo unas nalgas redonditas, estrechitas y prietas. Al ser rubio, no tengo vello (tan sólo una leve pelusilla imperceptible al tacto) en la superficie de los glúteos ni alrededor del anillo pequenito y rosado de mi ojete, siempre inmaculado y receptivo.

Me gustan los azotes pero no hasta el punto de dejarme marcas ni heridas ( cuido mucho a mi culito), sino sólo para aflojar mis nalgas y volverlas tiernas y calentitas. Al ser tan estrechito, los azotes me ayudan a relajar la zona y prepararme para la penetración., y como la piel está sensible y ardiente, el más mínimo roce del cuerpo de mi alfa, su vello púbico, las manos, la cabeza húmeda, dura  y suave de su polla… me procuran un placer intenso y vibrante.

Vamos a lío…

LA CAÑA

La caña (en inglés cane), ha sido el instrumento de castigo favorito en las escuelas

inglesas desde la época Victoriana (la reina Victoria asumió el trono en el año 1837

y falleció en 1901), cuando remplazó al manojo de ramas de abedul (birch rod),

y hasta hace poco. La principal razón del reemplazo fue preservar la modestia de

los adolescentes, ya que la caña puede aplicarse sobre la ropa, mientras que el

“abedul”, más liviano, sólo es efectivo sobre las nalgas desnudas. (La modificación

no fue tan favorable para los niños porque muchas veces la caña se aplicó también

sobre las nalgas desnudas, haciendo el castigo mucho más severo). La caña es también

efectiva sobre las manos.

Pero, ¿qué es la caña tradicional? Primero, no es una caña. La cañas, como el bambú, son

rígidas y huecas, y tienden a partirse o rajarse, dejando bordes filosos que cortan la piel.

La caña de castigo proviene del tallo de una familia de palmas trepadoras de la India, la rota

(“rattan”), que, si bien exteriormente se parece a una caña, no es hueca, sino que tiene en su

interior un apretado manojo de fibras longitudinales. Por eso es mucho más flexible, densa y

resistente que las cañas.

Hay muchísimas variedades de rota, de las cuales la más común para hacer cañas de castigo es

la Kooboo, muy flexible. También se usa la Dragoon, algo más densa y rígida (y por lo tanto más

severa), y la Malacca, aunque no es tan adecuada, porque tiene demasiados nudos y es demasiado

rígida (fue muy apreciada para hacer bastones).

Para castigos domésticos o en la escuela se usaba una sección de tallo lisa, sin nudos o con los

nudos lijados, de entre 75 y 90 cm. (30 a 36″) de largo, y de un diámetro desde 6mm hasta 1.3 mm.

( ¼  a ½  de pulgada).  Para castigos judiciales se usan cañas más gruesas y más largas, cuyo grosor

podía llegar a casi 2 cm. (3/4 “). La famosa caña usada en Singapur al efecto mide 1.30 m (50”)

tiene un diámetro de 1.5 mm.

La cañas de uso escolar se clasifican según su largo y grosor. Es frecuente encontrar nombres como

“junior” (para menores), “senior”, mas larga y gruesa para adolescentes, y “reformatory” (reformatorio)

para castigos severos.

Las cañas tradicionales tienen la parte de agarrar curvada, como un bastón tradicional. Que yo sepa,

no hay ninguna razón para ello, salvo que permite colgarla a la vista de los alumnos, como recordatorio

de lo que pasa a los niños que no saben comportarse.

La caña produce al pegar un dolor sordo, que se va haciendo más agudo unos segundos después del

golpe, y un daño profundo. Las marcas de la caña son particulares: al pegar, deja una marca blanca,

que a los pocos segundos se va oscureciendo, para finalmente convertirse en dos verdugones

morados paralelos, uno a cada lado del sitio de impacto. Los castigos habituales en la escuela podían

ser en la mano o en las nalgas.

En la mano se daba usualmente uno a tres golpes en la mano izquierda (laderecha para los zurdos),

pero se podía llegar a tres, y excepcionalmente cuatro, en cada mano.

Cuando se pegaba en las nalgas, si bien la medición tradicional es en grupos de 6 golpes (en inglés

“cuts”, cortes, “six of the best”, seis de los buenos), en las escuelas se aplicaban desde tres golpes

para castigos menores y hasta 8 o 9 para faltas mayores  (en casos muy graves se llegaba hasta doce).

Desde luego un maestro furioso podía pegar muchos más, o pegar en la espalda, pero esto no estaba

dentro de las normas.

Dado que la caña es más efectiva si se pega sobre las nalgas tensas, los golpes se daban con el

culpable doblado sobre el escritorio del maestro o director de la escuela o sin apoyo, con el

castigado apoyando las manos en sus rodillas o tobillos.

El castigado, para mostrar aceptación del castigo y autocontrol estaba suelto, y no podía enderezarse

hasta que se le diera permiso. Si el dolor lo obligaba a perder la posición, normalmente se agregaban

algunos golpes extra a la cuenta. Sólo en casos extraordinarios en que el castigado no se sometía, o

no podía controlarse, se recurría a la ayuda de otro maestro o un compañero para sujetarlo.

El castigo con la caña (llamado en ingles “a caning”) podía ser dado en el momento, haciendo al

castigado doblarse sobre el escritorio al frente de la clase y pegándole, como se hacía por faltas

menores, pero solía ser más formal, mandando al castigado a presentarse en el despacho del director,

por faltas más serias. En el caso de las faltas más graves podía ser dado en frente a toda la

escuela, pero era raro.

El castigo en el despacho del director era normalmente formal. El culpable era regañado, después se

le ordenaba ponerse en la posición, el director le levantaba la chaqueta, a veces le sacaba los faldones

de la camisa de adentro del pantalón para que no amortiguaran el golpe, y sólo entonces se lo azotaba.

El castigo en las nalgas era más frecuente para los varones, siendo las niñas castigadas en las manos,

pero no siempre era así.

La castigos físicos recién fueron prohibidos en el Reino Unido en 1987 en las escuelas estatales, y en

1998 en las privadas (que los ingleses llaman “públicas”, por contraposición a la educación “privada”

dada en las casas por tutores).

Como instrumento de castigo judicial, como hemos dicho, se utilizan cañas más largas y gruesas,

verdaderos bastones. Si bien ha tenido mucha repercusión en los ’90 el castigo en Singapur a

Michel Fay (cuatro golpes por haber dañado autos) porque era norteamericano, está siendo

usada en la actualidad en los países musulmanes (era el instrumento de azotes del Taliban) y en

varios otros lugares del mundo, y con penas mucho mayores.

Un golpe con la caña judicial corta la piel y deja cicatrices permanentes. Después de una

azotaina de 15 o 20 golpes el castigado no puede caminar, y deberá permanecer varios días en cama.

Se usa para castigar delitos tales como beber alcohol, tener sexo fuera del matrimonio, y hasta

escuchar música.

PASIVOS “ABOTTONADOS”

tumblr_o0fh4ubgXO1uqnf13o1_500

En un post anterior os hablé de una lista por categorías de “sumisos”. Tengo que especificar que es una lista que manejan principalmente los que ejercen de alfas y dominantes; para ellos, todos los pasivos son sumisos y punto. Sin embargo, he creído conveniente aclarar algunos conceptos para evitar confusiones y suspicacias

Entre los hombres gays se asume de forma regular que los chicos que prefieren el papel pasivo en la intimidad son o prefieren ser sumisos en sus relaciones tanto íntimas como de pareja. Pero esto no siempre es cierto. Si bien es cierto que existen pasivos que especifican claramente que les gusta ser dominados, no todos los pasivos son sumisos. A estos hombres que gustan de ser penetrados pero que no son del todo sumisos se les llaman en inglés “ Bottom” (el que está debajo) y “Top” (sería el activo, el que monta).

 

No existe una expresión en español para describir exactamente lo que es un “Bottom”, lo que sí he observado es la actitud e intención de quien la dice para describir y señalar a un gay que se deja dar por detrás. Pero en realidad se trata de alguien que adopta el rol pasivo y que colabora de forma activa con quien le penetra para hacer de la experiencia algo placentero y creativo.

Existe bastante confusión acerca de lo que puede ser un “Bottom”. Para algunos es un sujeto que prefiere ser pasivo (receptivo en el sexo) y que puede tolerar penes de gran tamaño por largo rato sin quejarse. Vamos,  que lo vive, se le va el alma en ello jajjajja… Oye, pues muy bien, puede que esta sea una de las “virtudes” de”Bottom”, pero yo creo (quiero creer) que hay mucho más: es un hombre gay que disfruta de ser penetrado pero que gusta de ser activo en el proceso de tomar y compartir las decisiones sobre qué se hará, cómo, donde, cuando y con quién se hará. Le gusta ser selectivo en cuanto a decidir quién entra en él, y no hablo de selección por tamaño jajjaja.. me  refiero a que dado que le gusta jugar (me encanta la expresión en francés: jouer le  rôle) y disfrutar adoptando el rol de pasivo , pues preferirá a hombres que le parezcan los más idóneos y divertidos.

 

Para los más conservadores y de mentalidad retrógrada, los que pertenecen a ideologías políticas y religiosas intransigentes prefieren pensar que quien adopte  el papel pasivo en el sexo debe asumir total sumisión ante quien le penetra. Para estos sujetos conservadores el sexo es un asunto de poder y control, punto y san sacabó. No conciben que existan hombres gay activos que a además de ellos ser los que penetran, comparten el control con el otro disfrutando ambos de un sexo compartido y más variado.

Yo es que soy tan tan prudente , tan discreto, que no me va nada lo de recomendar ni dar consejos sobre tal o cual cosa. He llegado a la conclusión (con todo lo que me queda por aprender y experimentar) que para no equivocarse, lo mejor es hablar de uno mismo. Pero, vamos…. si alguien tiene dudas acerca de si es o no es pasivo (como si eso importase mucho) a lo mejor le sirve este breve cuestionario:

 

  1. ¿Te sientes cómodo asumiendo el papel receptivo en el sexo?
  2. ¿Le exiges cosas y posiciones especificas a tu pareja cuando eres penetrado?
  3. ¿Serías capaz de detener lo que se esté haciendo en el sexo si no te gusta, o no lo estas disfrutando?
  4. ¿Te gusta mirar a la cara y a los ojos en ocasiones mientras eres penetrado?
  5. ¿Eres capaz de exigir respeto e igualdad en el trato a tu pareja, o compañero sexual fuera del sexo?  Si contestaste que si a al menos en 4 de las 5 preguntas, definitivamente eres un “Bottom”. Hala, fuck you!

. Si contestaste si  de 2 a 3 de las preguntas, te agrada asumir algo de control pero necesitas más confianza y seguridad propia; soltarte más.

Si contestaste  si solo a una pregunta, probablemente la 1ª entonces eres pasivo pero no eres un “Bottom”.

Lista de categorías respecto a los diferentes roles que pueden adoptar algunos sumisos

Antes de nada, deciros que yo no soy quien ha creado esta lista por categorías, tipos o no sé como llamarlo. Por regla general llevo muy mal el tema de etiquetas, roles, etc… De momento, tomad esta lista como simple curiosidad y a nivel informativo ¿vale? ya encontraré artículos más serios y fiables sobre este tema.

Situémonos en un entorno escolar ¿Ok? en él nos podemos encontrar los siguientes estereotipos:

.- Los deportistas: Les encanta practicar deporte todo el tiempo.
.- Los empollones: les gusta estudiar todo el tiempo.
.- El chico distante y reservado: Se sienta en algún lugar apartado del grupo y no le importa nada de los demás.
.- Los frikis: están montando una obra de teatro todo el tiempo.
.- Los idealistas o los ” Vamos a cambiar el mundo ” : grupo que crea carteles para colgarlos en todas las paredes de la escuela.
. Etcétera, etc….
Todos hemos hecho lo anterior de vez en cuando: practicar deporte, colgar carteles, sentarnos y relajarnos pasando de los demás, formar parte de una obra de teatro, estudiar … pero tenemos un “Go-To” o un papel que nos define de forma natural y que instintivamente nos hace sentirnos a gusto cuando  adoptamos ese papel.
Pasa lo mismo con los roles de sumisión que a continuación se describen. Cualquier sumiso podría encajar como un chico beta , omega, pussyboy … pero en el fondo saben muy bien que hay un papel que les conviene y define perfectamente, porque es lo que sienten que son, nacieron en ese papel.
La mayoría de las veces, los sumisos no descubren que son felices sirviendo a un alpha hasta muy tarde en la vida, no es porque no lo fueran, sino porque  ese rol fue “descubierto” más adelante. Al igual que el continente de América se descubrió en el siglo 15, eso no quiere decir que no existiera antes.
Así pues, es bastante frecuente que el sumiso descubra con la ayuda de uno o muchos alfas, un rol de subordinado latente que hasta entonces no se había desarrollado o manifestado.
Vayamos con la lista:

. BOTTOM (es lo que comúnmente se conoce como “pasivo”, TOP sería el activo)

Es un tipo que le gusta usar su trasero para obtener placer cuando el activo le introduce la polla en el culo. Hay un tipo de bottom que no encuentra placer en el intercambio de energía con el activo, no busca el afecto ni los sentimientos … simplemente se siente bien cuando cumple con las necesidades sexuales de su trasero. Para ello, no escatimará esfuerzos con tal que un activo se lo folle. Los bottom son proclives a crearse retos en cuanto al número de pollas conseguidas o a la inserción de objetos cada vez más grandes, más gruesos y más largos dentro de su culo.

. BETA

El chico beta es un tipo de sumiso que quiere ser tratado por un Alfa como su “chico” después que éste le haya conquistado. Una frase resumiría muy bien al beta respecto al alfa: “no es que yo sea débil, sino que él es el más fuerte”. El chico beta entiende que su Alfa es superior, y disfruta dándole muestras de respeto y admiración. El beta busca encontrar a un único Alfa por quien hará cualquier cosa con tal de complacerle y proporcionarle el mayor placer posible. Entre él y su alfa es frecuente que se establezca un vínculo muy intenso y profundo no exento de amistad y complicidad.
En la mente de un beta, hay un montón de Alfas por ahí y un montón de versiones beta. El beta se ve a sí mismo igual que otro beta, pero ve a los alfas (a todos las alfas) superiores a él en la jerarquía natural.

. PUSSYBOY

Literalmente se traduciría como “chico coño”, es un beta que le gusta ser extremadamente sumiso durante el acto sexual. Pero únicamente permite ser utilizado por su macho Alfa quien a menudo hace referencia al agujero de  culito de su niño  llamándole “putita” o “gatito”. Sintiéndose  masculino (le gusta hacer deporte y ser competitivo) disfruta adoptando un rol de sumisión respecto al alfa que lo “feminiza” a su antojo.

. OMEGA

El chico omega tiene asumido que es inferior a un Alfa y a todos los hombres en general. Disfruta cuando un Alfa le trata con desprecio, hasta el punto de degradarlo y humillarlo ante los demás para evidenciar su inferioridad. Un omega siente que no le importa a nadie y que el único propósito de su vida es complacer a su Alfa todas las horas del día.
Para la mentalidad de un omega, no es suficiente con ver y tratar a su Alfa como alguien superior (como en el caso del beta), sino que se ve a sí mismo inferior a cualquier otro ser humano. Un omega se siente tan inferior que ni tan siquiera puede pensar en él cuando debe tomar una decisión. Es feliz cuando renuncia a su libre albedrío y deja que sea su Alfa quien tome la decisión por él. Piensa que como su amo es  un hombre Superior sabrá tomar la decisión más adecuada. Los omega (tanto si se lo pide su alfa o no) tienden llevar su pene aprisionado dentro de una jaula de castidad cerrada con llave, independientemente del tamaño que tenga su pene.

. FAGGOT (Maricas)

El marica está más cerca de un omega, pero en absoluto es lo mismo. Aún sabiendo que se siente inferior respecto a los alfas, hará todo lo posible por conseguir todos los alfas que pueda (cuantos más mejor) únicamente para satisfacción propia. A diferencia de los beta y omega, no buscan servir a un alfa sino encontrar tantos Alfas como puedan en una sola noche. No admiten el abuso de ningún alfa a diferencia de los chicos beta y omega que sí piensan que merecen este abuso.
No están bien considerados por los alfas porque tienen la imagen de ellos como “el típico marica que no ha acabado aún de chupar una polla cuando de reojo ya está mirando cual será la próxima polla que se va comer “.

. SISSY BOY (Mariquita)

Le gusta ser tratado en femenino, sueña con encontrar a un hombre con atributos muy masculinos al que seducirá con lo que él cree que son sus atributos muy femeninos. Visto desde fuera, puede parecer que muchos sissy boys disfrutan de la degradación y humillación de las alfas cuando éstos les insultan y  obligan a llevar prendas femeninas … pero en la mente de un boy mariquita, esto no lo percibe como una humillación en absoluto, sino más bien como un refuerzo positivo de su feminización.
Por ejemplo, cuando un Alfa (ya sea en broma o como insulto) le dice a un sissy boy: “Venga, nena..asegúrate de mantener tu coño bien abierto…” escuchar esto le lleva al marquita directamente al cielo porque confirma lo que quiere, que es: 1) Dar placer a su hombre; 2) que es muy femenina y no hay hombre que se le resista 3) que es capaz de poner muy caliente (porque lo vale) a su macho; y 4) que es una “buena chica”.
. LIL o PAÑAL NIÑO :

Adoptan el rol de un niño que no tiene ningún tipo de control, pero por suerte ahí está “un papá ” (Daddy) para cuidarle y tratarle como un bebé en pañales.
. PRINCESA

Es una boi mariquita que piensa que debe ser tratada “magníficamente” por su pareja que tiene que ser muy hombre y muy masculino… y no parará hasta encontrar a un papi que la trate de la manera que ella merece. Una princesa quiere complacer a su hombre, pero siente que su”imagen” (Se consideran las más finas y elegantes, las más fashion, las más glamourosas y con más clase, las más guapas y atractivas, etc) es tan superior a todo el mundo que muy pocos hombres le convencen. Se pasan la vida esperando al hombre perfecto que pasará absolutamente de ellas.

. ESCLAVO

Es un ser humano sumiso que está convencido de que existe con el único propósito de servir y hacer placentera la vida a su amo. Se dedica por completo a obedecer y servir con el mayor respeto a sus amo, independientemente de si éste les da placer o no. A diferencia de un faggot que de boquita para afuera no paran de decir:”me encantaría ser una esclava sexual y servir a un tío macho que me folle como dios manda”, un esclavo lo hará única y exclusivamente por el placer de servir a su amo sin esperar ninguna gratificación sexual. El esclavo está convencido de que existe únicamente para eso: para servir y dar placer a su amo.

. OBJETO

Un chico que se siente un objeto quiere ser usado por su propietario lo mismo que éste haría con cualquier otro objeto en su vida. Un objeto no quiere ser considerado un ser humano.
La mejor manera de entender lo que pasa en la mente de un objeto, es pensar que son un muñeco hinchable … un simple objeto de la casa que el propietario va a usar y desechar cuando le plazca. Hay también objetos que les gusta estar en la vida de su propietario sin haber sexo por medio , utilizados como una lámpara, un reposapiés, un sofá, etc.

PALABRAS INSOLENTES, pero sagradas

 Hace no mucho (creo que después de Navidad) entré en un foro donde me dieron a conocer una clasificación por categorías de los diferentes tipos de sumisión que existen en relación al macho alpha. Confieso que no tenía ni la menor idea que existiese esa lista de características para cada tipo, algunas de ellas, ni tan siquiera las había oído antes. De la sorpresa pasé a la confusión. Yo creía erróneamente que todos los subordinados nos parecíamos bastante y nos gustaban “casi las mismas cosas”. También me di cuenta que mis relaciones con chicos extremadamente dominantes y posesivos (tanto ellos como yo) habían surgido de una manera espontánea entre mis amigos, en el barrio, en el instituto, la Facultad, etc… para ir fraguándose poco a poco hasta consolidarse ese vínculo característico entre un alpha y su esclavo. Puedo asegurar que tanto ellos como yo antes de conocernos no frecuentábamos ambientes, lugares ni webs donde se manejan estos códigos y términos. Éramos el Dominante y su sumiso, el Amo y su esclavo, sin más. Pensábamos que éramos los únicos en el mundo, que nuestra relación era distinta a los demás, y que había que mantenerla muy en secreto. Sí, claro, había visto vídeos porno sobre el tema: Bondage, cadenas, cuero, látigos etc… pero siempre tuve la impresión que eran como “una puesta en escena”, un juego de roles, una representación de algo pactado, y que una vez acabada la sesión cada cual regresaba a su vida y punto. Yo en cambio siempre he necesitado que esa relación estrecha y profunda de sumisión al macho alpha fuese muy real y continuada porque mi veneración y adoración al macho dominante siempre ha sido absoluta y sin límites.

 Pues bien, tras analizar en detalle esta lista de categorías (pasivos, betas, omegas, faggots, sissy boys, lil boi, princesas, esclavos y objetos) he comprobado que encajaría en un tipo de sumisión que oscilaría entre un beta y un omega. Pero sinceramente, no lo tengo tan claro porque creo que de algún modo u otro TODOS tenemos un poco de todas esas características en común, no sé… Tengo 21 años, he tenido muy pocas relaciones con chicos porque siempre he sucumbido ante un tipo de tío muy concreto. En total, no han pasado de diez: tras iniciarme con mi hermano a muy corta edad, pasaron dos años hasta que apareció J.V. (yo tenía doce años y él dieciséis) con quien estuve cerca de tres años, los otros siete tíos con los que mantuve una estrecha relación se espaciaron en el tiempo hasta hoy. 

De mis experiencias en este tema he podido sacar algunas conclusiones: Estoy convencido de que el macho alpha no aprende a serlo con el tiempo, tampoco es una cuestión que quiera serlo, sino más bien que nace líder por naturaleza, ése es su “sello de nacimiento” y lo que le distingue del resto de amigos y compañeros que he conocido. Por supuesto que existen una gran mayoría de hombres con una rol masculino perfectamente estructurado y “muy machos” para entendernos, pero no TODOS son alphas. Si un dominante decide someter y apropiarse de un esclavo es porque así se lo exige su naturaleza dominante. Muchas han sido las frases y parlamentos que he oído de boca de mis dueños dirigiéndose a mí, todas ellas dentro de un contexto y situaciones muy concretas.. he decidido llamarlas “Las palabras sagradas”:

– Te exijo que cuando me veas desnudo, te arrodilles ante mí dando muestras de absoluto respeto y devoción. Aprende a tratar mi polla exactamente como lo que es: un bien preciado que tu macho superior te ofrece. Yo te recompensaré con mi jugo si eres lo suficientemente sumiso, educado, y obediente.

– No quiero que uses ningún tipo de colonia ni perfume. Cuando aplasto tu cabecita contra mi polla refregándola de arriba a abajo entre mis muslos y vello púbico, es porque quiero impregnarte con mi olor, y que mis feromonas permanezcan en tu cara el mayor tiempo posible. Debes sentirte orgulloso de ello porque llevas mi sello – eso significa: eres mío y me perteneces – y te distinguirá de los demás tíos que se crucen contigo por la calle porque sabrán que no estás libre, y tú al saber que eres“mío” te sentirás protegido y seguro. Si se te ocurre engañarme sabes que acabarás pagándolo muy caro.

– Tanto si me corro en tu boca o en tu garganta, felicítate porque te he regalado el mayor premio al que puedes aspirar: la semilla sagrada que contienen mis huevos. No debes parar sin mi consentimiento, aunque me haya corrido en tu garganta debes seguir chupando, lamiendo, mamando y tragando hasta la última gota de mi leche. Besa mis huevos en señal de agradecimiento y devoción. Recuerda que me gusta y excita verte siempre hambriento y tragón.

-No profanes esta comunión con tu macho porque es sagrada, llevas mi esencia en ti. Por lo tanto, no debes comer ni ingerir ningún liquido – ni siquiera agua – hasta que hayas hecho la digestión y mis jugos entren a formar parte de tu metabolismo. Si me corro en tu culo harás exactamente lo mismo: lo irás absorbiendo poco a poco como si te hubiese fecundado, ésa debe ser tu sensación interna, así que muéstrate feliz y contento. Me bastará con tocar tu vientre para darme cuenta que mi leche sigue ahí como si te hubiese preñado. Los enemas y duchas vaginales formarán parte de tu higiene íntima; controlando todos estos detalles le demostrarás a tu macho lo mucho que le quieres y lo feliz y contento que eres obedeciéndole. 

 

– Si te descubro tocándote – o peor aún, pajeándote – además de molerte a hostias y patadas, me entrarán intenciones reales de castrarte. Métete esto en tu cabeza: entre tú y yo la única polla que existe es la de tu macho – no hay más polla que la mía – cuando me desabroche los vaqueros y te enseñe el nabo, además de veneración, tu cerebro y voluntad dejarán de funcionar. Puedo follarme tu cerebro si me sale de los huevos, es algo que debes saber.

 

– Cuando te esté penetrando ten la delicadeza de cubrir tu pequeña y ridícula pollita con una mano y arrastrarla hacia tu vientre ocultándola de mi vista. Tienes la suerte de que eres rubio y tu vello es casi inexistente, tu culito y muslos –  así como el resto de tu cuerpo – deben estar siempre lisos y suaves como los de un niño. Si aplastas tu pollita con la mano y la arrastras un poco en dirección a tu barriguita, hunde dos deditos entre tus testículos y así darás la impresión de que me ofreces un coño. Puede que te coloque una jaula de metal a modo de cinturón de castidad para encerrar en ella tu ridículo pene y huevecillos creando así una especie de clítoris aprisionado y permanentemente excitado. Quiero verte y sentirte siempre alegre de recibirme, educado y delicado, pero también que cuides tu cuerpo haciendo deporte y actividades físicas.  Yo te “feminizo” a mi voluntad porque mi carácter y naturaleza dominante me piden someterte, pero eso no significa ni implica que seas afeminado. No eres una tía así que no trates de parecerte a una tía porque eso me repugna. Yo te “feminizo” a mi antojo para que me des todo el máximo placer porque eres mi puta, mi chico, pero no olvides que también follo con todas las tías que quiero y puedo. Insisto: No eres una tía y tampoco pretendas serlo. Si me gusta estar contigo es porque eres un chaval normal y corriente como los demás de tu edad, un chico que yo he sabido doblegar y someter para servirme únicamente a mí y convertirlo en “alguien de mi propiedad”. 

– Recuerda: si no eres capaz de contenerte y te corres ante mis ojos te abofetearé sin contemplaciones de ningún tipo, yo soy el único macho de los dos que tiene leche en los cojones. No perteneces a ningún sexo en concreto, eres mi objeto. Habrá días que te utilizaré como un muñeco hinchable donde llenar de leche todos tus agujeros, y no se te ocurra protestar porque lo lamentarás muy caro.Tu boca, tu culito y todo lo demás hazte a la idea que han sido creados para darme todo el placer que necesito, para así sentirme más dominante y superior a ti y a todos los demás. Tú eres la prueba de que existes y has nacido únicamente por y para mí.

 

– Ensaya con tus deditos o con un dildo a estimular tu próstata como si fuese una vagina. Entrena los músculos de tu ojete abriendo para recibir mi polla y apretando al salir, exactamente lo mismo que hacen tus labios cuando succionan al hacerme una mamada. Pronto aprenderás a gozar y a correrte por dentro como una tía, pero sólo cuando yo te lo ordene. Aún eres muy joven y no puedes evitar ir goteando líquido preseminal constantemente pero terminarás por controlarlo.

 

– Quiero verte y sentirte siempre ansioso y hambriento de tu macho como si fueses una perra en celo. Tu vida no cuenta, tu voluntad es nula porque yo soy el único significado de tu vida.