GOOD BOYS ALWAYS LOOK FOR APPROVAL

Llego a casa, enciendo el televisor y oigo fugazmente la noticia: “el chico adolescente disparó contra su hermano también menor de edad causándole la muerte”. No me ha dado tiempo a pillar el hilo argumental del programa. Estoy ante una historia sin principio como lo han sido la mayoría de mis encuentros. Creo deducir que el hermano mayor sometía a su víctima a severos castigos llegando incluso a la agresión sexual. Me sobresalto cuando suena inoportunamente el fijo de casa, lo que me obliga a bajar el volumen del televisor. Al parecer, el chico asesinado – sin decir nada a su hermano mayor – había conocido a su amigo en un chat y tras hacerle cómplice de su situación familiar mantuvieron durante un tiempo una relación virtual, y  posteriormente, tras largas conversaciones telefónicas se enamoraron.

– ¿Estás ahí? 

– sí, si.. perdona. Me has pillado haciéndome la cena. Tengo un filete al fuego.

Habían concertado su primera cita para ese sábado. El ilusionado joven se había imaginado a su salvador como un héroe porque le había dicho que para la ocasión se pondría unas Nike de la talla 48. Saber que su amante tenía los pies grandes le daba confianza al pobre chico.

– Estás haciéndote una tortillita ¿no?

– sí , si.

– ¿Con una sola mano?

-¿Qué ciencia hay que tener para batir dos huevos?


Cuando en el juicio le preguntaron al agresor por qué disparó contra su hermano, sólo se limitó a contestar frío e impasible: “No lo sé. Mi hermano buscaba algo, un destino. Somos negros, en mi familia no tuvimos nunca nada de eso. Además se había enamorado de un extraño”. La conversación me aparta de la historia. Me pierdo el final si es que puede tener final una historia que llegó a mí sin principio. No tengo ganas ya de cenar ese filete que se ha cocido como la suela de un zapato. Y la tortilla nunca existió porque eran mis impacientes dedos tamborileando el bolígrafo.

La historia ya estaba en mí, inevitable: ¿Quíenes eran esos dos chicos? Los dibujo en un trozo de papel e intento imaginar algunas de sus conversaciones. Grabo un audio locutando las dos voces del diálogo, pero siento la presencia del enfurecido hermano en busca de los amantes. Viene hacia mí con la polla negra en una mano, y en la izquierda un calibre 22 aún humeando. Los Alfas son ejecutores, lo sé, pero éste paulatinamente muda de piel y se va convirtiendo en blanco hasta parecerse a mi propio hermano. Detengo la grabación, y tras unos instantes de angustia, decido borrarla.

Ese día, entre los dos el aire tenía gusto de sábado. Era su primera cita, nunca se habían visto antes. Y de pronto los dos eran raros, la rareza en el aire. Ellos se sentían raros, no formando parte de las mil personas que iban por la calle. Ahora, los dos a veces eran cómplices, tenían una vida secreta que nadie comprendía. Y también porque los raros son perseguidos por la gente que no tolera la insultante ofensa de los que se diferencian. Dos chicos negros disimilando su amor para no herir a los otros con la envidia. Para no herirlos con una estrella demasiado luminosa para los ojos de los vecinos.

Y de repente, un disparo. Se acabó. Sorprendentemente sólo unas gotitas de sangre sobre las enormes Nike del gigante que no tuvo tiempo de detener al agresor y salvar a su amante…..en el último suspiro, la víctima quiso aferrarse  a aquellos pies grandes como quien besa un suelo sagrado.

Anuncios

17 comentarios en “GOOD BOYS ALWAYS LOOK FOR APPROVAL

  1. Tus historias tienen un algo de poesía, un algo de tétrico, de bello y también de húmedo, tienes una característica forma de expresar las cosas y me encantan tus detalles: el tamaño de los pies, el tamborilear del bolígrafo. Creo que hay algo especial dentro de ti. Espero seguir leyendo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Uff.. me da una vergüenza colorada leerte decir todo eso. Es que no sé si tiene que ver con escribir chupar el boli o lamer el teclado mientras lo hago. Soy muy lúbrico.
      Ay, Cristina…Tengo que confesártelo: casi siempre cuento cosas sucias. Gracias por todas esas cosas bonitas.

      Le gusta a 1 persona

      1. Eres mucho más que eso, ¿si no qué hago yo aquí si no soy alfa ni sumiso? Dirás que porque no tengo prejuicios (los tengo, todos los tenemos, pero los tengo con cosas que realmente me parecen reprobables) pero si en tu mundo sólo hubiera cabida para una cosa seguramente no te gustaría mi blog, por ejemplo. Incluso contando tus polvos eres poesía pura.

        Me gusta

  2. Iluminas las cosas y los hechos singulares pero comunes y los transformas en extraordinarios. Puede ser una tragedia como esta con la que te conmueves e identificas, o un recuerdo de tu niñez, o una mañana de verano con tu perro en el parque, o una noche de pasión con tu amante.
    Y como buen iluminador (en todos los sentidos de palabra) le das tu toque. Nos guias por una galería llena de puertas que es tu mundo; algunas puertas las abres y nos invitas a pasar, otras las entornas un momento y las vuelves a cerrar, y por otras pasamos de largo ignorándolas. No importa donde termine el recorrido, somos tus cautivos y te seguimos.
    Besos

    Le gusta a 2 personas

    1. Madre mía, si no fuera porque pienso lo mismo de ti y por la comunión que ambos tenemos, de lo encarnado que estoy me duele hasta la raíz del cabello. Muchas gracias.
      Ayax, hay algo que empieza a preocuparme: Sólo recibo comentarios de este tipo cuando no hablo de sexo (no lo digo precisamente por ti) ¿Quizá soy demasiado explícito y orgánico? no es un reproche, es que verdaderamente estoy en un dilema. La línea que separa el erotismo de lo pornográfico es muy delgada y sutil… se me ocurre que debe ser como acariciar a alguien suavemente con una pluma en el primer caso, o follar directamente con la gallina en el segundo. ajjajjaj
      Cuando veo vaginas, penes, fluídos y dintintos matices de la carne.. veo colores y pétalos vivos, estambres y trompetas amarillas, fragancias y pólenes. Cuando estalla el semen propulsado por la punta de una polla, veo a pájaros blancos desplegando su alas por el aire.
      Estoy fatal ¿sabes?

      Le gusta a 1 persona

      1. 😉 La estampida de una bandada de aves blancas, y una verga estallando un chorro de leche como un volcán; son ambas imágenes muy lindas. Ni hablar cuando tu las fundes combinándolas. Bello.

        Me gusta

  3. Peque, como muy bien han señalado más arriba eres una acogedora casa con un sinfín de puertas y habitaciones. Empieza a ser desesperante para mí que en cada una de ellas quiera escucharte y que me escuches, me entretengas, me relajes y me dejes echarte un buen polvo.
    Cuando leí -disparo- se me heló la sangre, no soportaría que nadie te hiciese daño.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s