A PECHO DESCUBIERTO

Es una de las zonas más hipersensibles y erógenas de mi cuerpo, y lo han sido desde mi temprano despetar sexual cuando aún era muy niño: ese par de botoncitos rosados que se excitan, se vuelven turgentes  y aumentan de tamaño con el más leve roce, con la simple fricción que producen el viento y la velocidad en mi camiseta de algodón cuando voy en bici.

Es algo que siempre me ha acomplejado y causado muchos quebraderos de cabeza porque como ya os he contado en repetidas ocasiones, soy un acérrimo admirador de todo lo relacionado con lo masculino.. me encanta practicar deporte, competir, la testosterona con la que el Alfa impregna su territorio. No me atrae lo refinado y relamido, ni tampoco me siento cómodo en locales y sitios de ese estilo; disfruto mil veces más de la compañía de mis colegas y amiga Marga en una botellona tumbados en el césped o sentados en un banco, que acudir regularmente a las discos y lugares del postureo.

Pero volvamos a mis nipples, a mis tetillas.. no es que por su tamaño o morfología difieran en nada de los de un chico de mi edad (quizá por ser de piel blanca, rubio y no tener vello corporal parezcan más rosados y sensibles que los del resto), sino más bien por lo extremadamente sensibles que son y lo rápido que se excitan ante cualquier estímulo. Cuando se lo confesé a Marga me dijo que podría deberse a  un desarreglo hormonal, que mi cuerpo podría producir más estrógenos de lo normal. ¿Producir yo estrógenos sin tener ovarios? me asusté y no tardé en acudir a mi médico de familia que tras una completa analítica, me dijo que no debía preocuparme porque mi índice de estrógenos era incluso inferior de la media. Le confesé que mi desarrollo físico y genital fué muy tardío respecto a mis compañeros de infancia (no se produjo hasta los 14 años), pero me volvió a tranquilizar diciéndome que eso no tenía nada que ver, que algunos chicos se desarrollan antes que otros.

Hace unos días, Julia, sin mala intención, reavivó mi inquietud diciéndome: “me impresionó lo tuyo. Nunca imaginé que un chico pudiese alcanzar un orgasmo pellizcándole y mordisqueándole los pezones. Me llamó mucho la atención, fue muy bonito.”

– ¿A ti no te pasa? ¿no te ha pasado nunca? le pregunté.

– A ver, me gusta y siento placer cuando me acarician los pechos y los pezones, pero muy al contrario de lo que muchos tíos creen, a nosotras no nos gusta que nos manoseen las tetas ni aprieten con fuerza, y menos aún los pezones. Lo tuyo me resulta muy curioso porque se sale de lo normal.

Tragué saliva y no supe qué responderle. Cuando oyes la temida e hiriente frase de “se sale de lo normal”, y cuando es una chica quien te lo dice (me sorprendió mi orgullo machista ofendido) reconozco que me rayó bastante. Cuando se lo comenté a mi actual Alfa que es médico y estudia un postgrado de psiquiatría, lo primero que me dijo fue que Julia es bastante “cabrona” (ese fue el término que empleó) y, después, me tranquilizó diciendo que el área de los pezones  resulta igual de placentera en los hombres, pero la manera de procesar el estimulo sexual por prejuicios, educación, por tenerlos cubiertos en mayor o menos cantidad de vello.. es lo que establece esa diferencia. O simplemente, que la mayoría de los hombres se niegan a admitirlo.

– ¿A ti te pasa?

– ¿El qué? ¿que si me gusta que me acaricien esa zona? hombre, si es una boquita como la tuya y alguien tan tierno como tú jajjajjajj… en serio, me da cierto gustito pero no me erotiza especialmente. Prefiero ser yo el que chupetee y mordisquee esa zona.

¿Donde ves el problema en tu caso? lo único que te pasa es que las células de tus areolas las tienes ultrasensibles, no hay nada

de raro ni extraño en ello. A mí me pone muchísimo que te pase eso. ¿Acaso ahora no eres mi pussyboy?

Lo doloroso y oscuro también tiene que ver con el placer y la satisfacción, sólo los que nos atrevemos a cruzar la puerta de la sumisión lo sabemos bien. No, de nada sirve que expliquemos nuestro estado a los demás porque no lo van a entender (quizá sea mejor y más sano que no lo comprendan). La realidad en la que vive un sumiso está inmersa en el subconsciente – es su realidad sexual – y el nudo, su principal nudo, es el deseo de servir al macho dominante. El encuentro entre el Alfa y su esclavo escapa del todo de la sexualidad animal que sólo existe para la reproducción. Al sumiso le puede el erotismo (la sola presencia de su macho dominante es suficiente para hacerle temblar de excitación), un erotismo que tampoco se cimienta en la pura sexualidad ni en su finalidad biológica reproductiva. Para nosotros los esclavos, el dolor, el dolor de desear tanto al hombre,es una de las pasiones más intensas, aunque nuestros cuerpos y nosotros mismos como sumisos – en la mayoría de los casos – no  representemos para el Alfa el único sentido que tenemos para ellos: el valor erótico de un objeto.Esto era lo que pensaba meses atrás, ahora es cierto que algo está cambiando.

Cada parte de mi cuerpo azotado, cada músculo o miembro que me dolía, se conviertía para mí en un órgano sexual que me une aún más al Alfa. Había una convulsión de la carne en mi entrega al macho, y cuando el grado de dolor excedía los límites de lo soportable me dejaba llevar por una especie de danza cuyo ritmo era el desfallecimiento. Mis zonas erógenas que son muchas a causa de la continua sobreexcitación de mis sentidos son fuentes inagotables de dolor y placer. Ahora estoy descubriendo que un Alfa puede ser igual de dominante y posesivo utilizando la mirada y su cerebro, las palabras y su respiración al igual que un buen pianista sabe producir diferentes melodías según la firmeza, ritmo, y delicadeza de sus dedos. Él  tiene el poder, un poder que también le erotiza porque aumenta su masculinidad al máximo. Me estoy conviertiendo en un objeto de su creación producto de la mayor y más hermosas de sus fecundaciones: su cerebro igual de excitante que su polla,  aunque su esperma sea el único que salga a la luz, la única leche que resbale por mi piel e inunde mi boca y entrañas.

No sabría, no podría separar el amor del erotismo, el erotismo del placer, y el placer de la entrega absoluta en lo sexual. Para mí es algo sagrado, un sacramento. Me estoy conviertiendo para él en alguien que representa una sexualidad más amplia, intensa y variada – él lo sabía, por eso vino a buscarme -, y por eso viaja conmigo hacia unos límites insospechados que antes de conocerme jamás pudo imaginar. Estando ahora con él puedo verbalizarlo, me ayuda a verbalizarlo. Y si me siento motivado, es porque ahora tengo motivos para estarlo.

Anuncios

21 comentarios en “A PECHO DESCUBIERTO

  1. La pregunta está clara, Javi: es tuyo el torso de la foto? Si es así, estás muy bien. Y si no es así, me imagino igualmente que estás muy bien, jeje.
    A mí tb me gusta jugar y mordisquear pezones ajenos. En cambio no es una zona demasiado erógena de mi cuerpo.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Aunque “alguien” no me deja y me aconseja no poner imágenes personales, decirte que eres muy listo adivinando y afinando puntería 😉
    Es curioso, pero son muchos los tíos que les pasa lo mismo que a ti. ¿Y que te den bocaítos en la barbilla (justo en donde de forma un hoyito) y en la nuez de Adán tampoco? 😀
    Tienes que probarlo.
    Un abrazo.

    Me gusta

  3. La verdad que solamente conocí y disfruté muchas veces a uno de los ‘diositos’ que goza tanto de que le chupen, pellizquen o mordisqueen sus tetillas, que puede llegar a las más increíbles de las eyaculaciones. Seguramente sus pezoncitos son mucho pero mucho más sensibles que los de los otros chicos que conocí, que aunque formaran parte de la ‘transa’, nunca llegaban a la eyaculación.

    En cambio, sí conocí a otros que tenían otras zonas tan erógenas y sensibles de su cuerpo que les provocaba exactamente lo mismo. Por mi parte, mis pezones, no son lo suficientemente sensibles aunque sí disfruto que me lo acaricien y los chupen aunque prefiero que hagan lo mismo, con otras zonas de mi cuerpo… jeeeeee…

    Besos!

    Me gusta

    1. Hola, Lucky.. no sabría decirte cual es la causa ni el por qué de esto, pero recuerdo perfectamente que me sucedía desde muy pequeño. Cuando J.V. (a mis 12 años) me obligaba a que sus amigos “ensayaran” conmigo como tocarle los pechos a una chica, aunque la situación me resultaba humillante, al mismo tiempo, me provocaba una especie de orgasmo: Mi pene estaba todo el tiempo erección pero no eyaculaba ya que no había madurado sexualmente aún, es decir, mis testículos no producían esperma todavía. Me sucedía algo diferente cuando J.V me penetraba: podía llegar al orgasmo sin necesidad de tocarme o masturbarme.
      Una de las cosas que he descubierto de mis Alfas, es que no están tan preocupados y ansiosos por eyacular. Por el contrario, lo que desean es que su placer sea lo más satisfactorio y se prolongue lo máximo posible. Es muy habitual que el Dominante controle el placer de su esclavo, que le impida tocarse sus genitales y por supuesto eyacular sin su permiso. Es que zonas erógenas tenemos muchas y e una lástima no saber o no atreverse a explorarlas.
      Ya sé a qué “zonas” de tu cuerpo te refieres jajjajajja

      Me gusta

  4. Tuve un rollete que le encantaba que le mordisquease los pezones, no besar ni lamer, sólo mordisquear. En mi caso, aunque me parecen una zona muy erótica tengo muchas cosquillas, especialmente en los costados y los pezones así que más que ponerme cachondo acabo con unas carcajadas incontrolables cuando trastean por ahí. A mi última “adquisición” también le pone mucho que juegue con sus pezones. Ya te contaré…

    Cada día te noto mejor y no sabes cuanto me alegro.

    Abrazotes.

    Me gusta

    1. Es que el “saber mordisquear” estoy convencido que es todo un arte… saber aplicar la intensidad adecuada de la mordida según tu grado de excitación y tu nivel de aguante entre placer y dolor ufff! ya lo creo que es un arte. El otro día te dije que me identificaba con los felinos porque me encantan que me muerdan por todas partes: cuello (fundamental antes y durante la follada), orejas, pezones, costados, y por supuesto, las nalgas.
      Pues el sentir cosquillas (yo también las tengo pero si me las aplican en broma y con la punta de los dedos) es una práctica bedemesera; así que vete preparándote a que te venden los ojos, te aten y te torturen con eso jajjajjajaj…
      Es muy buena señal que a tu última adquisición le guste que juguetees con sus pezones, eso significa que no le obsesiona “acabar” tan pronto.
      Yo también me alegro de tus novedades. ¿Intuyes por qué ultimamente no puedo responderte por “otro medio” más personal? Lo haré de todos modos.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      1. Bueno, entre mi última adquisición y el pelirrojo me tienen muy contento en ese y otros sentidos. Me ha costado encontrar gente en mi onda (que no canse en cuanto me corra la primera vez, que no vaya con prisas y que quiera probar cosas nuevas) pero por fin ha pasado. Y encima les encanto tanto como ellos me encantan a mi.

        Supongo que estarás muy ocupado con tu alfa pero no te preocupes, cuando tengas tiempo ya sabes donde encontrarme. Lo mismo si quiere saber de mi.

        Abrazotes.

        Me gusta

      2. No sabes cuanto me alegra esta nueva etapa tuya a dos bandas y, máxime, si ese buen rollo y disfrute es común y correspondido entre los tres. Por fin ha pasado, y yo feliz de ello, porque al igual que tú me dices, vales mucho Christian y te lo mereces. Ya le he dicho que por favor te llame o guasapee, pero dice que una cosa es que conteste por aquí y otra cosa es que lo haga por otro medio “más íntimo y personal”. El ser muy posesivos y territoriales es un rasgo muy común entre los Alfas. Espero llegar a un acuerdo.
        Un abrazo.

        Me gusta

  5. Eres un privilegiado al tener las tetillas tan sensibles y hermosas. Son raros los hombres y escasas las mujeres que se excitan a punto orgasmo con solo estimularlas. En realidad, y tal como te ha dicho tu Alfa (doble colega mío por profesión y por dominante) se trata de una zona erógena para todo el mundo.
    Y agrego que los pezones masculinos se pueden entrenar y desarrollar; con paciencia, invirtiendo tiempo y con la ayuda de algunos trucos, que van desde pequeñas ventosas hasta pinzas de distintos materiales; y por supuesto los besos tiernos alternados con mordidas caníbales del macho que domina. Tuve un chico muy joven que “no sentía nada” y terminó con un reflejo condicionado que bastaba morderle suavemente los pezoncitos para que dilatara el ojete.
    Me alegra enterarme que como dices te has embarcado en un viaje exploratorio, sin prejuicios, y parece que bien acompañado. Ayax también cree lo mismo.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. hola, Sr. Germán… en verdad, esta particularidad mía siempre me ha acomplejado bastante porque se la asocia con el placer femenino y yo nunca he sentido la necesidad de sentir ni parecerme a una chica. tambien me he dado cuenta que algunos de mis Alfas (los que no les gusta que les toquen esa zona) justo antes del orgasmo y eyacular, se tocan los pezones ¿curioso, no?
      he intentado experimentar con pinzas de tender ropa, pero el dolor es tan intenso que no puedo y no sabía lo de desarrollar los pezones con ventosas ¿no aumenta el pecho también con esas ventosas? miraré a ver cómo son esas ventosas.
      lo de “mordidas caníbales del macho que domina” ufff me estremece sólo con leerlo. a mí también me sucede lo mismo con ese reflejo condicionado.. le suplico a mi Alfa que me muerda en el cuello y pellizque mis pezones para dilatar mi ojete antes de penetrarme, su mordida equilibra mi nivel de dolor y hace que su pene entre más fácilmente.
      sí, es un viaje exploratorio muy extraño e interesante.. nunca antes había tenido un contacto tan íntimo con un hombre Alfa, ahora puedo abrazarle, besarle y mirarle a los ojos. Él también me acaricia, me abraza y me besa. como no estoy acostumbrado a ese contanto tan íntimo, me sucede que a veces no controlo muy bien mis respuestas tanto físicas como emocionales: comienzo a temblar mucho cuando sé que me va besar y mirarme a los ojos, también me dan accesos de llanto sin saber muy bien por qué.. y cuando ahora llego al orgasmo, abandonarme me resulta tan tan intenso que se me contraen todos los músculos antes de eyacular y Él me tiene que calmar poco a poco.
      un abrazo, mi respeto, y saludos a ayax

      Me gusta

  6. Hola. Te leo desde hace algunos meses y me he atrevido a comentar esta entrada porque el tema me toca de lleno.
    Yo los tengo tan sensibles que si cuando me follan me estimulan los pezones tengo “orgasmos secos”, no uno, tengo uno detrás de otro. No me avergüenza admitirlo, se me podría catalogar como versátil, pero el hecho es que la conexión entre el sexo anal y mis pezones hace que obtenga tanto placer que a veces me da miedo.

    Me gusta

  7. Hola, Pierre Jelyotteu… bienvenido y atrévete cuando lo desees ya que este blog lo hacemos entre todos.
    Bueno, ya ves que no eres al único al que le sucede esto, tranquiliza un poco saberlo ¿cierto? al menos a mi sí.
    En un comentario más arriba hablaba de mis orgasmos múltiples. Hasta hace relativamente poco que conocí a un amigo bloguero que también es multiorgásmico, pensé que en esto también era un bicho raro. A él también le sucede lo mismo y resulta un pocofrustrante cuando “el otro” quiere ir muy deprisa y acabar pronto la faena. Los míos no son “orgasmos secos” porque estoy lubricando y eyaculando (no mucha cantidad) durante la estimulación prostática si la penetración me está haciendo gozar bastante en la postura del perrito y a cuatro patas.
    Si cambio de postura ( tumbado yo en la cama mirándonos frente a frente – misionero- o montado yo sobre él y ensartado en su polla) el placer es algo distinto pero igual de intenso y gustoso… si mi Alfa me pellizca los pezones mientras me penetra en esta postura, entonces me llegan varios orgasmos pero sin poder controlar cuando me llegan ,y son cada vez más intensos hasta alcanzar uno muy grande y con eyaculación abundante.
    Pierre, no veo motivos para sentirte avergonzado ni tampoco para asustarte… yo le he consultado con mis médicos porque el tema me inquietaba y todos ellos me han tranquilizado . Lo que sí llama mucho la atención del “otro” es lo rápido que me recupero tras un orgasmo y vuelvo a estar de nuevo excitado (en erección), puede que la causa sea que como mis Alfas no me permiten que me toque ni masturbe durante la follada, mi pene no padece fricción en la zona del capullo como en el caso de ellos que son los que penetran activamente. No sé..
    De pequeño, como ya he contado, sí tenía esos “orgasmos secos” y muy seguidos pero era debido a que aún no me había desarrollado sexualmente.. producía una especie de precum pero no esperma.
    Un saludo y gracias por comentar.

    Me gusta

  8. Me gusta leerte en el sentido de que vas a ” pecho descubierto”
    Qué bien ese cambio experimental novedoso, me alegro que te aporte nuevas cosas…….
    Abrazo.

    Me gusta

      1. jejejej me refería a que me gusta leerte por la frescura de tu expresión y la sinceridad verbalizada, no a que vayas tarzaneando físicamente por Hispalis.

        Me gusta

  9. jajjajja.. ya, ya lo sé.
    Pero en cuanto llego al parque de El Alamillo y suelto la bici, me quito la camiseta y me tiendo en el césped con mis colegas. Eso sí, no puedo tomar el sol. Tengo que aprovechar porque este viernes empiezo a currar durante todo el mes de Julio en el hotel.
    Un abrazo

    Me gusta

  10. Que cosas, pues a mi lo de las tetillas ni me provoca tocarlas ni tampoco que me las toquen, porque de hecho cuando han intentado “estimularlas” ( con toda su buenísima intención ), se me terminan irritando y me produce más molestia que otra cosa. Digo yo que eso irá con la anatomía y la genética de cada uno, ¿no? Más que eso me gusta la historia que se deja entrever detrás, ese buen estado de cosas que tienes ahora y ¡ahhh!; esa frase tan bonita de “viajar juntos hacia unos límites insospechados”, que precioso. Cuando te “conocí” a través de este espacio no me parecía que pudieras llegar en tan poco tiempo a vivir una relación con alguien de la manera en que estás viviendo ésta, y me alegro mucho, de verdad.
    Un abrazo, majetón.

    Me gusta

    1. Pero Angelot ¿de qué modo te las estimulan para que se te queden tan irritadas? >_< ¿y dices que era con buena intención? :O
      Se pueden estimular desde el objeto más suave (tela, pluma, lenguas) hasta pinzas metálicas y lo que te rondaré morena.
      Coge la mochila de Dora la exploradora y ponte a ello ajjajajj que en Burgos ya no hace frío.
      Estoy últimamente que ni yo mismo me reconozco
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  11. Te iba a preguntar lo que ya te han preguntado, si esa foto es tuya. Y de ser cierto, como asi lo parece, si son unos pechos preciosos, dignos de todo un pussyboy… quizás para un Amo convencional no, pero para un tio como tu son perfectos. Un abrazo

    Me gusta

    1. Siempre he estado un poco acomplejado porque al menor roce de la tela se empitonan, por eso no suelo utilizar camisas ni prendas holgadas. Imagínate ir en bici con el fru frú de la camiseta XD
      Nunca he estado con un Amo profesional del BDSM.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s