MI RAZÓN DE SER: I am a very horny pussyboy

La locución me salió bastante mal porque la grabé con el móvil, y luego no había manera de hacer coincidir los clips de audio.

 

Ya escribí en otra ocasión y quisiera insistir en ello: todo lo que aquí narro no es producto de mi imaginación ni un mero desahogo de fantasías sexuales que pudiese tener. Obviamente, al relatar los diferentes episodios vividos se esilizan y depuran un poco (tampoco tengo pretensiones literarias) prestando un mínimo de atención a la gramática y sintaxis, pero son vivencias reales que tuvieron lugar a la temprana edad de mis doce años con un chico cuatro años mayor que yo. No decidí convertirme en el esclavo sumiso que soy ahora por capricho; tampoco decidí mi destino, sino que otros episodios que sufrí cuando era aún más niño, fueron los que determinaron y marcaron mi vida para siempre. No voy a analizar ni a profundizar en aspectos psicológicos (ya he pasado por varias terapias y continúo aún) sobre este tema porque no es el objetivo de este blog. Escribo lo que siento, porque de este modo disminuyo mi fiebre de sentir, sin más.

No es nada fácil expresar lo que un subordinado como yo siente por un macho alpha, esa veneración absoluta que llega a anular mi mente y voluntad por completo. En manos de mi verdugo me convierto en una especie de interruptor eléctrico. Me enciendo a golpes. Él hace que obtenga placer como quien enciende la luz de una bombilla: me azota para que me lance, para que me detenga, para que vaya más rápido, más suave, más lento, más prieto…

No, no es fácil describir la mirada de súplica que un esclavo le dedica a su macho convirtiéndolo en el hombre más poderoso y dominante de la tierra. A los ojos del subordinado, su amo es el hombre más hermoso que pueda existir, el dios supremo al que entrega su vida. Ante su presencia y a cuatro patas, mis manos sólo sirven para sostenerme o caminar como un perro ante mi dueño. Sin piedad, como un buen semental que cubre y preña a su hembra, siento como me la clava hasta lo más profundo mientras oigo como golpetean sus huevos en mi agujero. Al principio el dolor es inmenso, insoportable mientras me invade, me revienta, me anula hasta rendirme por entero a sus feroces embestidas. Oigo como mi dios crece en autoridad y dominio, escucho su respiración amplia y poderosa propia de un macho alpha que da rienda suelta a su masculinidad. Los azotes que recibo en la cabeza y nalgas me calientan y relajan, hacen que arquee la espalda y le ofrezca mi culo como el más hermoso sacrificio de amor que una perra pueda entregar a su amo. Siento el gotear de su saliva desde lo alto y resbalar por el canal de mis nalgas hasta llegar a mi ardiente agujero, lo refresca, lo lubrica.. él sigue azotándome y clavándome los dedos como si fueran mordiscos sobre la superficie temblorosa de mi trasero ya lubricado y receptivo. Noto su grueso capullo abriéndose paso, partiéndome en dos, hasta invadir esa zona interna de mis entrañas (la próstata) que provoca en mí un placer tan intenso y cercano al orgasmo que hace que derrame líquido preseminal continuamente. Soy una puta que chorrea de gusto ante su amo. Se lo digo, se lo hago saber, gimo de dolor y de placer sin poder distinguir donde empieza uno y acaba el otro, o viceversa.

Entonces, cuando mi macho alpha está cerca de correrse y su excitación va llegando al grado máximo se tiende sobre mi espalda, me embiste con más fuerza y mayor ritmo, pellizca duramente mis pezones con sus manos al tiempo que me clava los dientes en el cuello. Sus embestidas ahora son salvajes y brutales, necesito gritar, pero él me tapa la boca hasta llevarme  casi a la asfixia… nota los estertores de mi agonía, con la cara roja por la falta de aire estoy a punto de perder el conocimiento. Ahora, su posesión es total, mi entrega máxima.

He aprendido a dilatar y contraer el esfínter  como si fuera mi boca al hacer una mamada o como los músculos vaginales de una buena zorra. Muevo las caderas, me arqueo, me retuerzo, hago vibrar rítmicamente los dos hemisferios de mis nalgas.. escucho la respiración agitada de mi macho en el cuello, me tiene estrangulado con uno de sus brazos, ¡Sé que va a correrse! y entonces abro aun más los muslos, me dilato todo lo que puedo hasta recibir ese surtidor de leche caliente que invade mis adentros. Mi orgasmo comienza primero en el interior sintiendo plenamente su semen cuando se vacia en mí, y luego con sólo moverme un poco comienzo a correrme sin necesidad de tocarme ni pajearme, sólo dando rienda suelta a toda la tensión acumulada y el goce enorme que me provoca su lechada.

Continúa por unos segundos tendido sobre mi espalda recuperando el aliento con la polla aún dentro de mí.. Luego se retira y me abre por completo las nalgas. Mi agujero está ardiendo y dolorido. Me hace arquear la espalda para separar las dos mitades de mi culo, un hilo de su esperma brota de mi agujero y se desliza hacia mis testículos. A él le gusta verme así, lleno de su leche… con la punta de su polla aún en erección recoge los restos de su espema y los introduce de nuevo en mi agujero.

Anuncios

14 comentarios en “MI RAZÓN DE SER: I am a very horny pussyboy

    1. Gracias. Sí, Jaime, es mi voz tanto ésta como las anteriores que ya he subido. Es que tengo un subidón primaveral y hormonal que mezclado con el estrés de los exámenes… soy ahora mismo un volcán islandés 😀

      Me gusta

    1. Sí, el texto está intencionadamente locutado, es algo que me divierte mucho. Pero en mi vida corriente o por teléfono no creas que hablo así jajajjajaj… soy mucho más vulgar y cotidiano.
      Un saludo.

      Me gusta

  1. Hola Javi.
    Esta vez preferí escucharte, la percepción auditiva locutada por tí es muy diferente de leer..
    Está muy bien *-* javi.
    Menudo subidón ton ton ……yo creí estar por la tierra de fuego lanzaroteña jejejej

    Venga, controla ese estrés, que te queda poco ya de este curso, majete!!!

    Abrazo

    Me gusta

    1. Ya conté que mi primera intención fue la de hacer un audioblog. Me divierte mucho más que escribir y me siento más orgánico, respiro mejor lo que siento y pienso. Supongo que con práctica adquiriría
      el hábito de soltar espontáneamente delante de la grabadora de mi móvil o un micro lo que siento o se me ocurra . Una vez, me dijo un cantaor flamenco que la voz es una de las cosas que menos engañan de una persona, es “el metal” del que estamos hechos. Y me puso puso un ejemplo: que cuando cantaba un martinete sólo pensaba en el fuego, el hierro, el bronce, y el martillo del yunque. (@_@)
      Sí, ya me queda poco para acabar, en términos generales no me ha ido mal este curso. Pero en julio me espera currar a tope en el hotel y permitirme una vacaciones.
      Un abrazo

      Me gusta

  2. Hola Javi, me permití tomar un fragmento de esta apasionada confesión para nuestro blog M&S.
    Perdóname por la mutilación, pero la idea ha sido que entren en este tu blog para leer el post completo, y escuchen la grabación, porque quien quiera que sea seguro no se quedará indiferente.
    Está de demás que te diga que me encantó.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. Bueno, ya dice un refrán muy de ustedes, que ‘para gustos están los colores’. El nuestro es mucho más vulgar, ‘gustos son gustos, dijo una vieja y se metió un palo en el culo’… jeeeeee…

    Contrariamente a lo que opinan los de arriba, ya imaginé tus escritos con la ‘impronta’ del acento bien ‘argentino’, que no me termina de convencer tu audio tan ¿castizo?.

    Así que si por mí fuera, seguí dándole para adelante, pero sin audios por favor… jaaaaaa…

    Besos!

    Luckitas.

    https://yo-soy-el-arquitecto-de-mi-destino.blogspot.com.ar/

    Me gusta

  4. Ay madre, no sé por donde quieres tirar ni a dónde llegar. A mí todo eso de “el español de ustedes” “el español de España” etc.. como no padezco de ningún complejo colonialista, ni imperialista, ni de tontaina puñetero, me la trae al pairo. La riqueza enorme que tiene el español como lengua radica precisamente en las aportaciones linguísticas de todos los países en los que se habla. Me encanta el español de Colombia, Venezuela, Uruguay, etc.. y por supuesto Argentina. Disfruto mucho con las interpretaciones y el modo de hablar de excelentes actores argentinos como Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Federico Luppi, J. Diego Botto.. entre otros. Si por castizo (hay quien lo asocia a un modo de ser y hablar madrileño) te refieres a ” Dicho del lenguaje: Puro y sin mezcla de voces ni giros extraños.” según la R.A.E. yo prefiero decir que lo hago en un castellano “neutro” aunque me encantan los diferentes acentos autonómicos de este país.
    A ver, no soy un profesional de la voz, tampoco soy locutor ni actor, etc.. no me voy a dedicar a esto. Tampoco esto buscando una excusa barata ni defendiéndome de nada ni de nadie… Si me atrevo a subir una locución sé a lo que me expongo, pero también sé muy bien de lo que hablo. La carrera que estoy estudiando me obliga a menudo presentar trabajos en los que durante una hora, y ante una pantallla (fotografías, vídeos, ilustraciones etc..) tengo que hablar ante un publico y “leer” muchos textos. En las oposiciones, la temida prueba oral ante el tribunal es decisoria; y luego currando en galerías de arte, exposiciones, museos,etc.. ya ni te cuento la importancia que tiene la expresión oral y escrita. Por mis orígenes o por lo que fuera, no pronunciaba bien las erres, ni las guturales, por lo que tuve que acudir a una excelente logopeda y foniatra (Julia Oliva) quien me dijo algo fundamental: “si vas a leer un texto ante un público que se va a tomar el trabajo de escucharte.. lo mínimo que debes hacer es “leer” respetando cada sílaba de las palabras del autor que para eso se ha partido la cabeza eligiendo una palabra y no otra”. Vocalización (vocales) articulación (consonantes) dándole el valor justo a cada fonema. Así que no hay ningún misterio en cuanto a mis locuciones.. me han enseñado a hablar, leer, y entonar. Mi esfuerzo me ha costado y lo que me queda..
    Opiniones sobre mis locuciones las habrá muy diferentes y diversas: habrá quienes mi timbre de voz le desagrade, le resulte sobreactuado, afectado, ridículo, aburrido, aflautado, jajjaj.. todos los calificativos habidos y por haber. Opiniones todas ellas que debo saber encajar y respetar pero en su “justa medida”. Saber valorar las críticas y comentarios es algo que también te enseñan y se aprende.
    Así que no más audios ¿no? jajajjaj .. la barrita del reproductor está arriba del todo, es discreta, apenas un centímetro de grosor…. y tú – libre y voluntariamente- decides darle o no al play.
    No digas que no te lo pongo fácil! jajjajaj
    Besos!

    Me gusta

  5. Tengo la posibilidad de comentar muchas cosas contigo personalmente cuando nos vemos, una de ellas, el que emplearas el calificativo de puto en el título. No me asusta ni me desagrada el término en sí, pero en tu caso, estaba claramente de más. Puto, por lo que tengo entendido, es quien se prostituye con hombres/mujeres a cambio de obtener favores o una compensación económica. Me consta que tú no desarrollas esa actividad ¿por qué mentir entonces? No me sirve que lo emplees en sentido figurado, no te hace falta. Te agradezco que lo hayas quitado porque no tienes necesidad alguna de ofrecerte para que te tomen en serio.
    Otra cosa: ¿Qué necesidad tienes de dar tantas explicaciones? ésta es tu casa, en ella vives tú y eso es lo que la hace tan interesante, seductora y excitante.
    Pero si alguien entra en la mía de visita (con o sin invitación) y me dice algo parecido a esto: el café regulán regulín, pero por favor cambia los muebles del salón que son espantosos, deberías poner estores en lugar cortinas, etc. discúlpame – yo soy menos correcto que tú – mando al impertinente directamente a tomar por culo. Javier, una cosa es que seas asertivo y otra bien distinta, que no sepas parar los pies al pedante, el buenismo que no te conduce a nada, menos aún, con ciertas personas.
    ¿No aprendiste esto de tus alfas? seguro que ellos te enseñaron a pararles los pies a los inoportunos en el momento adecuado.
    Cada día más y mejor a tu lado.

    Juanfran

    Me gusta

  6. Veo que Juanfran hace el mismo análisis del uso de la palabra “puto” que te he comentado alguna que otra vez, aunque más que el hecho de que te la hayas quitado lo que más me ha gustado es que lo hayas hecho cuando a ti te ha dado la gana, estás evolucionando mucho Javi.

    Y deja de pensar que no vas a estar a la altura o vas a decepcionar a la gente, piensa más en ti y en lo que quieres y necesitas. La gente que de verdad te quiere estará ahí siempre y sabrá apreciarte tal como eres pero abandonarse nunca es bueno.

    PD: Luego veré al cocinero, ya te contaré.

    Abrazotes, vales mucho Javi.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, llegó el momento en que me di cuenta de que la palabra puto referida a mí tenía más de pose que de otra cosa. Incluso, hasta una manera de defenderme.. ¿de qué? ¿de quienes?
      Es cierto que me lo comentaste desde el principio pero estaba muy encerrado en mí mismo, aún hoy me cuesta superar muchas cosas, muchos esquemas y conceptos. Tengo idealizados a los Alfas en grado sumo y he sublimado en ellos todo lo que es entrega y admiración por lo que representa un hombre. Pero claro, en mi ceguera, me olvido que hay otros hombres y otro modo de acercarme a ellos.
      Gracias por estar ahí.
      Espero que te vaya bien con el cocinero.
      Besos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s