HUMO 1

No, no fumo, pero la mayoría de ellos sí. Yo hago el paripé que fumo pero no sé fumar tragándome el humo (es de las pocas cosas que no me trago jajjaj..) tan sólo les imito porque de ese modo me da la impresión de que les pertenezco un poco más, que soy un objeto cotidiano en sus bolsillos y que pueden echar en falta: cajetila, juego de llaves o un simple mechero. A decir verdad, a mis alfas no les gusta que yo fume y,  menos aún, en presencia de ellos. Sería una falta de respeto.

Pero miradles ¿no son realmente hermosos y seductores? el gesto de la mano sosteniendo el cigarrillo, la mirada desafiante, sólidos y firmes los pies sobre el suelo, el centro de gravedad de sus cuerpos ubicado entre los mulos y alrededor del eje de su sexo: bajo el chándal, sus pollas señalan las doce en punto en el reloj de un día soleado y caluroso.

Nunca les he visto derramar una sóla lágrima aunque sus corazones estén en llamas. Los hombres alfas no lloran.. pero, a veces, no pueden evitar pestañear algunas lágrimas cuando el humo les nublan los ojos. Aunque no me atrevo a decirles nada, me fascina ese destello luminnoso en la mirada porque les hacen parecer  un poco más humanos y vulnerables. Aunque sus rasgos masculinos estén tallados en piedra, un buen pussyboy sabe que nunca se debe interrogar a un hombre conmovido. Veo surgir de sus labios esa ráfaga de aire y humo directamente de sus pulmones.. y me da por pensar que de ser cierto que tenemos alma, el alma no sería más que una respiración del cuerpo. Sólo con escuchar su s exhalaciones, me es suficiente para adivinar sus estados de ánimo y emociones.

Y luego, está ese sabor picante que deja la nicotina en sus salivas cuando escupen sobre la palma de sus manos para lubricarse la polla.  Esa misma mano que luego descansará con el cigarrillo humeante entre sus dedos sobre uno de sus muslos, una vez que se han deslechado. Arrodillado entre sus piernas me dejo embriagar por  el olor del tabaco o el cannabis mezclado con los regueros de esperma aún caliente que voy lamiendo hasta no dejar rastro.

Son secreciones animales lo que percibo: el sudor impregnado de feromonas masculinas, esas gotas de orina del macho en período de celo, el almizcle de los felinos y el ámbar procedente de los cetáceos, madurados por el sol, el desierto, y los océanos. Y de repente, como movidos por un resorte mecánico, cierran las piernas para aprisionar mi cuello entre sus muslos.

–  A ti no te estará follando otro tío ¿verdad? tú no serías capaz de estar con otro sin que yo lo sepa..

Niego cabizbajo sin atreverme a mirarles a los ojos. ¿Cómo pueden hacerme esa pregunta? ¿Cómo pueden dudar de mi entrega y lealtad cuando mis vísceras aún no han absorbido del todo el esperma que me han dejado dentro? las sustancias químicas que producen mi cerebro después de follar, me conducen a la euforia más absoluta. Me es del todo imposible pensar en otro hombre, yo no sé ni puedo hacerlo.

– No beberé ni agua hasta que pasen dos horas mínimo. – respondo.

He llegado a la conclusión de que los hombres alfa no están acostumbrados a experimentar sentimientos que no pueden dominar y escapen a su control, pero tampoco pueden ignorar, ni olvidar, cuando se obsesionan con la posible intrusión de otro alfa en su territorio. Sufren, odian, tienen rabia, sí . ..pero acaso ¿no pueden escapar a esa mezcla de perturbadora curiosidad hacia el intruso, a esa necesidad de saberlo todo sobre ese supuesto rival que imaginan que viene a arrebatarles el puesto?. Llegan a obsesionarse tanto, hasta el punto de establecer con el rival un contacto íntimo, demasiado íntimo para tratarse de dos hombres, un contacto casi femenino.

En todas estas cosas es capaz de pensar un beta pussyboy como yo mientras besa y lame los pies de su dueño. Sólo trato de calmarles y devolverles la seguridad en sí mismos. Podría parecer un acto de humillación (es posible que la verdadera humildad sólo pueda nacer de la humillación, si no, es falsa vanidad) pero no es eso… sólo intento desprenderme de uno de los peores venenos humanos: el ego.

Anuncios

13 comentarios en “HUMO 1

  1. Vaya sobada de paquete pega el de la lucha libre, no? Jeje.
    Sobre el tema del post a mí es que besar a alguien que huele a tabaco no me mola nada, y si es a porro todavía menos, así que muy identificado no me he sentido. Aún así, el último párrafo del post me ha encantado. Poesía pura.
    Saludos, Javi.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí que le pega una buena sobada 😀 se ve que no tenía donde agarrarse.ajjaj
      Para alguien que no es fumador entiendo perfectamente que le resulte desagradable el olor a tabaco..
      Pablo, aunque yo no fumo, entre nosotros (ellos y yo) no nos besamos, y mucho menos aún en la boca. Que va , que va..
      Un abrazo

      Me gusta

  2. No me gusta el tabaco. No fumo. Ni me gusta oler el tabaco. Ni me gusta estar al lado de otra persona que fuma. Ni me gusta que me hablen y que esté fumando la otra persona. Ni me gusta hablar con alguien y su aliento huela a tabaco. El lunes me ocurrió eso, hablar con otra persona y que su boca oliera a tabaco no me moló, fue algo desagradable.

    James

    Le gusta a 1 persona

    1. No te he entendido bien, James… ¿Dices que te no te gusta el tabaco? jajjajaja..
      No, fuera bromas, como le he dicho a Pablo sé que a algunas personas lo pasan bastante mal teniendo cerca a alguien fumador. A mí en cambio, la mezcla de olor corporal, tabaco, y sudor en la ropa de ellos me pone muchísimo.
      Ay, James… qué cerdito soy. No te asustes, pero te juro que he hecho incluso de cenicero humano.

      Me gusta

  3. Mi Amo fuma puros. Muchas veces lo hace después de terminar una sesión. No sabes lo que me gusta sentir la ceniza tibia que deja caer del cigarro sobre mi lomo ardido por el castigo, mientras tanto yo mantengo su verga morcillona en mi boca, tratando de rescatar las últimas gotas de leche,
    Me ha gustado mucho esta entrada porque me identifico con tus sentimientos.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, ajax, el humo del puro es aún más denso y envolvente, así que trato de imaginarme la iluminación, la atmósfera, los sonidos, la habitación.. y sí, tiene que ser fascinante.
      No sé si a ti te ocurre, supongo que sí, yo creo que los esclavos nos volvemos hipersensitivos ( todos los sentidos en alerta) hasta el punto de no saber si oímos con los pies o vemos a través de las manos ajjjaaj… te digo esto porque lo que dices acerca del roce de “la ceniza tibia” sobre el lomo ardido , me produce un escalofrío tremendo. No es necesario tocar con un mano para recibir una caricia..
      Yo también te entiendo.
      Besos.

      Me gusta

  4. !! Fumando espero al hombre que más quiero !! jejejeje
    Yo no se si me gustan a veces más tus comentarios a las opiniones vertidas, o las propias entradas.
    Como ando espesito últimamente, a callar.
    Un saludin y a cuidarse

    Me gusta

    1. No, Juan, no fumes que eso ya no se lleva. Y ya te llegará ese hombre fumando o sin fumar.
      Será que tengo necesidad de explicarme, aunque no te creas a veces me da corte porque pienso ¡quépasíto el Javi este con tanto comentar! ¿os llegar las notificaciones al móvil pipipi pí como a mí? ajjajj.. yo uso la App myMail (cloud Magic es muy buenna también) y tienes todas las cuentas de correo en un solo lugar, la puedes configurar.
      ¿Espesito y a callar? el café… café, y el chocolate… espeso. Pero a callar, porque uno lo becesite.
      Un abracín y un besote

      Me gusta

  5. Mi único acercamiento al tabaco fue cuando empecé a salir con 15 años y, como salía con gente mayor, para que me dejasen entrar, me dejaba un poco de barba y entraba con un cigarro encendido en la mano pero no me gusta nada, de hecho me daba un asco que me moría cada vez que le daba una calada para que me viera el portero y pensase que tenía más edad.

    Sin ir más lejos tengo declarados tanto mi coche como mi casa como “espacios libres de humo” porque no dejo que nadie fume.

    Abrazotes.

    Le gusta a 1 persona

  6. Bueno, a esa edad e incluso menos yo les imitaba en todo (curioso, yo también he salido con gente 2, 3 o 4 años mayores que yo), y como era la edad de decirle cosas a las tías en plan machote, no sé qué le dije o qué entendió aquella chica (me doblaba en edad y estatura), que me dió un bofetón que me tumbó al suelo. Que yo no fumo, no sé si por el avatar o por el post estoy dando la impresión que soy una chimenea. Lo de la foto es porque hará 3 domingos para enviarle un foto a un contacto del guasap le pillé un cigarro a la pareja de mi madre. Si por la forma con la que cojo el cigarro se nota que no sé fumar jajajja..
    Mi madre también es antitabaco radical, el novio tiene que salir a la terraza el pobre llueva o haga frío, y si he estado una noche de marcheta y vengo con olor a tabaco.. nada más cruzar la puerta, ya la estoy escuchando que me desnude y meta TODA la ropa (hasta la interior) en la lavadora del tirón. 😀

    Me gusta

  7. Qué tal Lucky? pues sí, el tema del cigarillo (en mi opinión) da para mucho: desde el gesto sosteniendo el cilintro humeante y llevarlo a los labios, el chispazo eléctrico del encencedor, iluminar el rostro en la semioscuridad del dormitorio, la intensidad de cada calada, compartir el cigarrillo y el diálogo etc… y por supuesto, el humo. En verdad, pretendía señalar ese contraste que observo entre unos cuerpos y comportamientos tan duros y masculinos con algo tan frágil y volatil como el humo. Para los que no somos fumadores el tabaco y el humo es posible que no represente para nosotros más que un incordio, pero para ellos, es todo un ritual que encuentro muy interesante porque está cargado de muchos significados para ellos y para mí… ¿besan como fuman o fuman como besan cuando acercan el filtro del cigarrillo a los labios? algo de eso hay.
    Y por supuesto lo que tú señalas: el olor impregnado en el cuerpo; es uno de los aromas que mejor se fusiona con la ropa, el olor corporal, los genitales masculinos, y los fluidos del sexo..
    Besos

    Me gusta

  8. Comparto con parte de los comentarios el desagrado que me produce el olor a tabaco…pero me encanta esa paradoja de los alfas ( ese “humo” que a veces ciega sus ojos como decía la canción 😉 ), que por un lado su propio estatus como alfa les hace mostrarse indiferentes a todo lo que tenga que ver con sensiblerías y sentimientos y después se sorprendan a si mismos preocupándose por si son “suficiente” para ti, si son capaces de contentarte y saciarte en todos los aspectos lo bastante como para tener tu adoración en exclusiva. No sé si demostrar sentimientos les preocupa por el hecho de perder con ello autoridad o si es que el demostrarlos creen que va a hacerlos más débiles a tus ojos y con ello van a lograr que tu les bajes del pedestal, les pierdas el respeto y termines buscándote a otro que te sepa merecer.
    ¿Y no es un poco así? ¿No tiene que estar el esclavo a la altura del amo pero también el amo a la altura del esclavo?
    ¡Fíjate cuanto me haces pensar!
    ¡Abrazos y buen fin de semana!

    Le gusta a 1 persona

  9. Me da un poco de apuro por lo de “hacerte pensar” pero si el resultado es el regalo que me haces con un comentario como éste…. ganas de darte un abrazo. No voy a decir nada porque lo voy a estropear.
    Un besazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s