BROMANCE

Anoche, Marga y yo a pesar del viento y la lluvia decidimos salir de “marcheta”. Entramos en un local mejicano para cenar algo y nuestros vecinos de mesa eran cuatro chicos norteamericanos que trabajan en la base militar de Rota. Tras preguntarme si Marga era mi “girlfriend” (siempre piensan que somos pareja), luego si éramos “roomies” (compañeros de apartamento), ni tampoco hermanos (no nos parecemos en nada)… nos invitaron a tomar con ellos tequilas y margaritas. Estaban un poco chispados pero no pasados de alcohol, y como eran bastante enrrollados aceptamos unimos a su mesa.

Llegó el inevitable momento “mira las fotos” para demostrarnos que eran militares y que efectivamente pertenecían a la base de Rota. Eran las típicas imágenes tomadas entre amigos bromeando, realizando distintas actividades, haciendo deporte, y en los dormitorios. Como en la mayoría de ellas se veían a dos de los presentes siempre abrazados, riendo, y en actitudes cómplices y cariñosas, Marga les preguntó directamente y sin anestesia, ¿Sois gays?. No sé por qué mi amiga en estas situaciones se vuelve no sólo indiscreta, sino borde, y aunque a ella al parecer le divierte mucho a juzgar por sus risas, a mí me sienta como tres patadas en los huevos esa salida de tono y me corta totalmente el rollo. Afortunadamente, no sólo no pareció molestarles la pregunta de Marga, sino que contraatararon muy hábilmente con otra pregunta dirigida a ella: ¿dos tíos que son compañeros y muy buenos amigos no pueden quererse y mostrarse afecto sin ser gays? para rematar la jugada, se echaron el brazo por encima del hombro, se abrazaron, se besaron en las mejillas y un pico en los labios, rubricando todo lo anterior con el gesto de ¿Ves algo inadecuado o raro en todo esto?.

Lo que ocurrió a partir de ahí lo contaré en otro post… Os adelanto que no hubo sexo ni nada desagradable ¿eh? pero dos de ellos me gustaron mucho.

Lo que sí salió a colación fue un término que yo ya conocía aunque aún no está muy difundido y que me resulta interesante compartir con vosotros.

El término bromance se forma uniendo dos palabras en una (es un acrónimo de las palabrasbrother ( hermano masculino en inglés) y romance Digamos que es una manera de referirse a un vínculo afectivo intenso, no-sexual (a veces sí se traspasa esa línea) entre dos o más tíos. Estas relaciones suponen un mayor vínculo afectivo y emocional que el de la tradicional amistad. Pensemos que son algo más que amigos,una especie de amantes amigos, pero que no necesitan tener sexo para consolidar esa profunda amistad.

Las circunstancias actuales de bromance las separan de las prácticas más generales y homosociales históricas en cuanto a amistades románticas. La descripción clásica de Aristóteles sobre la amistad entre hombres, se asocia a menudo a un prototipo de bromance que escribió alrededor de el año 300 A.C “Se trata de aquellos que desean el bien de sus amigos por el bien de los amigos que son más amigos de verdad, porque cada uno ama al otro por lo que es, y no por ninguna cualidad accidental”. Las últimas investigaciones sobre la amistad y la masculinidad han encontrado que las últimas generaciones de hombres criados por madres feministas, madres solteras, y familias monoparentales, son emocionalmente más abiertas y más expresivas en cuanto a expresar sus emociones y sentimientos más íntimos entre ellos. También hay menos preocupación entre los hombres en la idea de ser identificados como hombres homosexuales, y por lo tanto, se sienten más cómodos explorando amistades más profundas con otros hombres . Las investigaciones realizadas en los Estados Unidos sugiere que la tendencia de rechazar “las visiones tradicionales de la masculinidad” es más frecuente entre los hombres de ascendencia anglosajona y nórdica, por contra, la más baja se produce en los de ascendencia africana seguidos de los de origen hispano. Por otra parte, se ha descubierto que los hombres que se aferran a “puntos de vista tradicionales de la masculinidad” son más propensos a la alexitimia (dificultad para comprender o identificarse con las emociones). Otro factor que se cree que influye en el bromance es que los hombres se casan más tarde, y en muchos casos, aunque se casen ,no quieren perder el contacto íntimo con su mejor amigo de toda la vida.

Os dejo este enlace que me parece  bastante descriptivo: http://elpais.com/elpais/2014/02/14/icon/1392383374_467936.html

Anuncios

13 comentarios en “BROMANCE

  1. Me ha encantado esta entrada tan curiosay didáctica. Había oído el término pero la verdad es que nunca había profundizado, tampoco me extraña porque en la camaradería entre hombres siempre hay un poco de flexibilidad de “las normas” jejeje y ahora estamos en un mundo donde los hombres, independientemente de su inclinación, empiezan a expresar sentimientos y a bromear sobre ellos, lo cual quita carga a una “esclavitud” a la sociedad biempensante que veía eso como una falta de masculinidad.

    Me gusta

    1. Pues a mí me fascina la camaradería entre hombres desde pequeño. Ya he contado varias veces que mi mayor afán era copiarles, imitarles en todo, y participar en toda clase de actividades y deportes precisamente para estar junto a ellos. No es tener sexo con ellos lo que me resulta más gratificante, sino su camaradería, el yo mostrarles admiración y respeto. Es una conexión cerebral (no empleo el término intelectual porque se puede confundir con formación académica y no es eso) muy vibrante y hermosa.

      Le gusta a 1 persona

  2. Muy interesante tu entrada de hoy, Javi. Sabía de este término y lo que significaba, pero nunca había profundizado demasiado en su contenido. Sin embargo, es algo en lo que creo profundamente puesto que tengo amigos que lo aplican y no hay nada de sexual en ellos, a pesar de que el resto del mundo así lo piense. De pequeño siempre pensaba: ¿por qué las chicas que son buenas amigas pueden darse la mano, pero a los chicos si lo hacen se les llama mariquitas? Queda mucho por hacer, pero todos estos términos creo que empujan un poquito más adelante hacia la normalidad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Marcos… te confieso que mi admiración y dependencia psicológica al hombre (todo lo que es y representa en su conjunto) es tan grande, que en la mayoría de los casos no hubiese necesitado el contacto sexual para ser feliz a su lado. Lo que ocurre es que el vínculo emocional, cerebral, y de complicidad que se establece entre ambos es tan intenso, que por culpa de mi naturaleza (hay algo en mí que incita a que ellos se vuelvan dominantes, estoy seguro) hace que se traspase esa línea.
      También hay que decir que en una gran mayoría de casos de amo/esclavo no hay ningún tipo de contacto sexual (o genital para ser más específicos).
      Volviendo al Bromance, lo que lo hace interesante es cuando algunos (con los que no hay sexo) me han dicho: “es que contigo puedo hablar de cosas de jamás le he contado a nadie ni a un hermano, ni a un colega, y por supuesto menos aún a mi novia porque me verían un tío débil y vulnerable. Pero un hombre también tiene sentimientos, emociones, sueños e ilusiones. A un tío también le afectan emocionalmente muchas cosas que no se atreve a comunicar porque lo verían sensible y menos hombre”.
      Quienes peor llevan esto del bromance son las chicas, siempre piensan que cuando unos amigos se reúnen para hablar y estar cómodamente entre ellos es porque les están siendo infieles ligando con otras tías jajjaj
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo estuve una temporada en La Coruña por motivos digamos que laborales y allí coincidí en el mismo sitio con un tío que era de mi misma ciudad aunque no nos conocíamos de aquí. Igual por eso de venir del mismo sitio hicimos rapidamente amistad, y fue una amistad que durante el tiempo que duró nuestra estancia allí tuvo unas características de “bromance” total: una conexión, un buen rollo, una complicidad y una proximidad que de hecho no he tenido con casi ninguna de las parejas que vinieron a continuación. Aunque había abundantes muestras de afectividad siempre nos cortamos un poco y cuando nos “pasábamos” de cariñosos siempre era intentando hacer patente que eramos muy machotes y aquello eran solo “bromas entre tíos”. Después he pensado que sin mucho esfuerzo de uno u otro lado podríamos haber terminado en el catre, o igual por mi parte era factible porque tengo una “sexualidad de amplio espectro” ( que fino lo digo para al final parecer querer decir que soy un zorrón verbenero que se trisca lo que le ponen por delante ), pero pienso que de haber ocurrido algo “serio” no hubiesemos hecho ningún drama de ello… Cuando terminamos la estancia allí y volvimos a casa, él se reencontró con su novia -a la que había dejado un poco abandonada durante toda su temporada fuera-, yo me reincorporé también a mi vida cotidiana y a pesar de ser esto una ciudad pequeña nos perdimos la pista y no he vuelto a saber de él.
    Con este comentario kilométrico solo quería contarte mi experiencia de “bromance” y añadir que cuando no lo vivo en mis propias carnes me resulta una manera muy interesante y en cierto modo muy “morbosa” de relacionarse dos tíos…
    …ahora falta que nos cuentes que pasó con los americanos aquellos tan cachondos 🙂
    Abrazos y ¡buena semana!

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues sí, lo que cuentas de vuestra relación en La Coruña entre tu amigo y tú tiene bastante del tema que tratamos. Fíjate que yo creo que esa “especie de tensión sexual no resuelta” es lo que lo hace aún más emocionante e interesante ya que tanto la moral como distintas religiones desde siglos nos han inculcado que el contacto físico placentero y afectivo entre tíos es tabú y algo repudiable que hay que evitar.
    Cuando era preadolescente y J.V me obligaba a que sus colegas practicasen sexo conmigo en todas sus variantes ¿qué pasó? pues nada jajjaj.. que da la casualidad (tengo constancia de ello) que todos han seguido siendo heterosexuales y tan felices y campantes.
    Lo que diferencia a los alfas de los otros, es que no tienen esas comeduras de coco, es que ni se lo plantean.. están muy seguros de sí mismos en cuanto a sexualidad y en cuanto a todo lo demás.
    Respecto a los americanos, lo más relevante fue la reacción de mi amiga y su comportamiento… fue una noche muy divertida y agradable no sólo por lo que ocurrió sino por lo que pudo y puede ocurrir.
    Hay una frase que me parece un tanto estúpida y no creo que sea cierta: “la única línea que separa a un hetero de un gay es cinco o seis cubatas de más”… yo sería incapaz de tener sexo con un tío que esté borracho, porque en lugar de darme morbo lo que pide el cuerpo es cuidarle si está muy desfasao. Es lo que hago con mis colegas. Esto es un pequeño adelanto para que intuyas por donde fueron los tiros 😛
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola.
    Para un pueblerino como yo ,el término en cuestión ha sido nuevo hasta hace un tiempo, siempre aprendiendo cosas nuevas…… evolucionando, creciendo emocional y humanamente, en lo posible.

    Hay un corto que para mi refleja bastante bien la definición de Bromance (y algo más) pero ahora estamos hablando de afectividad intensa, amistad profunda .” El mejor hombre ” (2007), en inglés The best men.

    Ya te contare algo de mi particular Bromance , que se hace tarde y mañana hay escuela jajajaja
    Un abrazo y feliz semana!!

    Me gusta

      1. Está bien el corto ,un poco previsible, pero no quiero destriparlo para quien lo quiera ver.
        JUan, yo creo que esta relación entre tíos ha existido desde los inicios de la humanidad los que verdaderamente cambian y evolucionan son los conceptos y las costumbres. Y no hay nada que irrite a la gente que le cambien las costumbres jajajjaj
        Mientras estaba viendo el corto me he enganchado a otro que me gusto cuando lo ví en su momento :
        I want your love, 2009. Corto
        USA. Director: Travis Mathews. 2010
        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  6. Al principio de conocer a mi mejor amigo pensaba que acabaría pasando algo sexual entre nosotros (pese a ser él hetero) porque casi desde el principio tenemos una amistad muy estrecha: hemos dormido juntos en la misma cama, nos hemos duchado juntos, cuando hablamos hay mucho contacto físico.. pero jamás ha pasado nada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que hay algo de verdaderamente mágico en ese amor de simpatía donde la complicidad y la ternura pueden más que la pasión y la atracción carnal ¿no crees? al menos eso deduzco de lo que cuentas sobre tu amigo. El dormir juntos, compartir la desnudez, los sueños e ilusiones, los miedos, penas y alegrías es algo realmente hermoso.
      Como he comentado más arriba a mí me bastaría con ser una presencia cálida que no pide ni exige nada con tal de estar ese hombre que para mí representa muchas cosas en su comjunto. Los inicios de la relación suelen ser maravillosos , pero… no sé qué maldición llevo en mí (en mi naturaleza de puto esclavo) que provoca que se traspase esa línea para desembocar en la dominación y sumisión más absolutas a través del sexo.
      Estoy convencido que la amistad es más misteriosa e interesante que la pasión yla atracción sexual, porque al estar libre del deseo no suele dejar casi nunca heridas ni cicatrices profundas.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  7. No te falta razón Javi, si nos adentramos en la historia de la humanidad, siempre han existido las relaciones estrechas entre tios, aceptadas y consentidas en mayor o menos grado -dependiendo de culturas y civilizaciones- hasta que llegaron los controladores y lo jodieron.

    El corto al que aludes ” I want your love “, 2009 esta muy bien, me gusta más que la peli, es muy intimista pero estos son del gremio jajaja.
    Pero donde creo que sí se dan las pautas para considerarse bromance es una que vi hace poco Eighteen 2005. Canadá.

    Tengo amigos muy íntimos y buenos, pero nunca pensé que un compañero de trabajo intimara tanto y se dieran las circunstancias de sana amistad, intimidad, complicidad, conexión estupenda, y respeto, por supuesto. Yo por entonces con 30 años y el chico con 20. Todo eso en un ambiente laboral de tios brutotes y homófobos a más no poder. Una vez en una comida de empresa muy osados ellos me comentaron que no era muy normal que el auxiliar su llevara tan bien conmigo . Qué verían aquellos inquisidores? cuando para mi era un situación aceptablemente normal. Eso si, les despejé la dudas rápidamente, vamos que les puse las peras al cuanto, el no comprender lo que es amistad sincera ya les valía, no como ellos que estaban siempre a cuchillo batiente. Lo que tú dices Javi, el cambio de costumbres irrita o hasta levanta envidias jejeje.
    El chico y yo compartíamos viaje diario, pero también viajamos juntos por asuntos laborales, dormimos juntos (en camas separadas) jejeje y ni pasó nada ni tenia porque pasar, era una profunda amistad, que no es poco!!!
    Aquello duro cinco años, se marchó a Madrid y la amistad y él se esfumaron en un accidente.

    Un abrazote.

    Me gusta

    1. Una estupenda historia la tuya sobre lo que efectivamente puede ser un bromance. Ya te digo, esto no es un invento de ahora.. lo que pasa que a una gran mayoría de gente le tienen que dar permiso para todo, para pensar y para comportarse. Le tienen que decir: “eso no es malo” “esto es también de hombres” “esto es moderno” etc etc…
      Esa complicidad íntima, por ejemplo, ha existido siempre entre chicas y está socialmente aceptada como algo natural, quizá sea el momento por parte de ellas (madres, hermanas, esposas, y parejas) en facilitar un cambio de mentalidad sobre este tema.
      Lo expresas muy bien al final: “ni pasó nada ni tenía por qué pasar, era una profunda amistad, que no es poco”.
      Siento que se esfumara en un accidente.
      Un abrazo,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s