PAJOTE EN EL METRO

Una de las muchas formas que él tenía de castigarme en público era entrar juntos en el Metro a hora punta .Me conducía al final del vagón donde el espacio era un amasijo de cuerpos apretados, anónimos y sudados tras una larga jornada de trabajo. Me obligaba a disimular ante los pasajeros que no nos conocíamos de nada, y si alguno de ellos (a veces sucedía) se me insinuaba y me metía mano, no debía oponer resistencia. Eso a él le daba morbo y le excitaba. 

– Si veo se trata de un buen macho como yo estás obligado a complacerle, siempre y cuando yo lo ordene y permita.

Antes de salir los dos de su apartamento con dirección al Metro, me introdujo en el culo un plug que aumentaba progresivamente de tamaño a medida que se apretaba una perilla que lo llenaba de aire. El plug estaba estratéticamente colocado en mi cuerpo al igual que una especie de arnés formado con cadenas de pinchos cubriendo mi vientre, caderas, ingles y muslos. Le oí susurrarme al oído:

– Te voy a follar aquí, puta, delante de todos éstos. Te voy a clavar la polla del tirón después de sacarte el plug que llevas puesto. Tienes que estar ya bien dilatado y caliente. Dime mariconazo ¿te follo aquí dentro? ¿lo estás deseando, verdad? y no te atrevas a gritar ni a insinuar algo porque sabes muy bien que llevo una navaja en el bolsillo. Me conoces bien.

Se apretó más contra mí y con una mano se cercioró de que el plug seguía dentro de mi agujero. Sentí su cuerpo aplastando contra espalda y refregándose como si me estuviese follando allí delante de todos. Apretó la perilla y el aparato aumentó de tamaño dilatando considerablemente mi ojete.

– Ahora, mírale los paquetes a los tíos. Disimula pero míralos imaginando qué se esconde debajo de esos pantalones… ¿Te gustaría ponerte de rodillas y comerle a polla a todos éstos, verdad maricón? Díme ¿te morirías por sacarles la polla y mamárselas, eh? Contesta: sí o no?

Yo estaba muerto de miedo, no me atrevía ni siquiera a asentir. La tensión y angustia que me provocaba el no descubrirle ante el resto viajeros y disimular al mismo tiempo que lo tenía pegado a mí, a él le excitaba muchísimo. Me metía mano, respiraba en mi nuca y seguía aumentando el tamaño del plug…. Apenas podía soportar el dolor en mi ojete.

 

Introdujo una de sus manos libres por debajo de mi chaquetón hasta alcanzar una de msi tetillas. La agarró y comenzó a manosearla para después pellizcar el pezón con fuerza. Gemí sin poder controlarme. Clavó el puño en mi costado para que callase y no hiciese ningún sonido a pesar de que él sabía que esa era una de mis zonas más sensibles y erógenas. Apretó aún más las caderas y muslos sobre mi culo y continuó pellizcándome los pezones.

Los esclavos como tú tenéis tetas ¿lo sabías? os van creciendo día a día porque generais hormonas para complacernos a nosotros, vuestros machos. A ti se te están poniendo como las de una niña en pleno desarrollo, y los pezones cada día los tienes más grandes y rosados. Estás deseando que te desnude ahora mismo y te folle a lo bestia, ¿a que sí puta?

Me costaba controlar la respiración y el pulso. La sangre bombeando mi cerebro me encendía la cara y los labios. Mi excitación comenzaba a ser evidente. Un chico de unos veintitantos años con aspecto de estudiante y mochila al hombro, el más cercano a nosotros en la parte trasera del vagón, se dió cuenta de lo que sucedía. Con un recorrido rápido y veloz de sus ojos sobre mí, me dió a entender que sabía lo que me sucedía. Sonrió disimuladamente y desvió la mirada.

– Roza disimuladamente con dos dedos su paquete. Si se cabrea o monta una escena ya sabré yo como echarle la culpa a él y cortarle en seco.- susurró mi amo al oído.

Cuando le acaricié levemente el paquete, el chico quedó paralizado por unos instantes pero no se inmutó. Tras su asombro inicial, noté que se acercaba aún más a mí y con una de sus manos condujo la mía hasta su polla que ya la tenía gruesa y turgente.

– Sácale la polla del pantalón y pajéale como sabes hacerlo- ordenó mi amo.

El estudiante se acercó aún más e intentó tocarme el culo, pero mi dueño se la apartó de un manotazo.

– Tócale los huevos, acaríciaseos suavemente. Como tendrás la mano húmeda por el fuído de su nabo, llévatela a la boca y haz como si bostezaras. para disimular. Lámete la palma para que él lo vea, y luego sigue pajeándole.

Así lo hice. El chico se estremeció al sentir que mi mano ensalivada le lubricaba la polla y le proporcionaba más placer  aún. Arqueó el cuerpo y tras unas sacudidas vació toda su leche en mi mano. Quise llevame la mano a la boca para saborear ese semen caliente y espeso, tragármelo… pero la voz a mi espalda me amenazó:

– Como hagas eso te mato aquí mismo. Tú sólo tragas mi leche no sé ya como decírtelo. A ti únicamente te toco y te follo yo ¿entendido? Te uso para mi placer y para humillarte ante los otros porque eres una puta, un objeto que uso a voluntad. ¿Tienes ganas de correrte?

Asentí con la cabeza.

– Mírale a los ojos y córrete para que él se de cuenta.

Busqué su mirada y me dejé ir.. tuve un orgasmo intenso desde la nuca hasta la punta de los pies mientras una corriente de placer hacía vibrar eléctricamente mis pezones. Durante mi corrida miré al chico para que contemplase cómo se me abultaban los labios y se me encendían las mejillas hasta sentir mi esperma fluir dentro de mi pantalón.  El chico estaba extasiado sin dejar de mirarme,

y aunque ya se había corrido antes en mi mano, me la condujo de nuevo a su paquete para demostrarme que otra vez estaba excitado. Cuando lllegó su parada descendió al andén, giró la cabeza y me sonrió. Creí leer en sus labios un “muchas gracias” y desapareció entre los viajeros. Me hubiese encantado – de ser libre – bajar también al andén y correr tras él para besarle. Era guapo y de mi edad, me hubiese gustado ser su amigo y tomar un café con él. Mirarle a los ojos y sonreñirle, con eso me hubiese bastado para ser feliz. En esos momentos sentí unas ganas inmensas de llorar con esa energía propia de los esclavos.

Anuncios

21 comentarios en “PAJOTE EN EL METRO

  1. He leido y sacao copias de todo lo que tienes x akí. Fijo ke te ponen los tios machos y conoses muy bien en ke consiste y lo ke le gusta un macho alfa de verda. Descarao lo ke sabes mu bien 😛
    Pero ay 1 cosa ke deves saber mu bien yo te conosco quillo, x tu careto te reconosio y se x onde te muebes. Tu ivas por esa taberna de guiris que estaba serca de la catedral y ke cerraron, el flaherty ¿ke nó? jjjjjjj tu vas siempre kon guiris a toas parte xq tu despresias a los sevillanos anda ke no
    ke pasa illo? ke ere aora mu valiente xq tu macho sa ido este año a estudia con 1 beca al extranjero o no es verda? po su hermano es muy amigo mio y no le va a asé grasia ninguna que su hermano este ayi y tu aki contando estas cosas.
    si sierras esto ya te dicho ke e sacao copias de todo jjjjjjj
    por sierto mu buenas pajas me echo con todolo ke escrives aki xD te cojia yo ye te daba caña de la buena, sorra. yo se ke tu sabe kien soi yo tambie y sabe ke yo tambien soy un maxo alfa como tu los yamas. Po si le pone los cuernos al hermano d mi colega te piyo yo y te doi lo ke te gusta ke no?
    x sierto tengo 1 peasso de poya.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Alberto.. no sé si te llamas así porque por mucho que le he dado vueltas al nombre no tengo a nadie cercano entre mis amigos y conocidos que se llame Alberto. Da igual. Lo que sí me ha desconcertado es el tono y el modo con el que has escrito tu comentario, pensé incluso que podía tratarse de una broma.
      ¿Sacar copias para qué? cualquiera que sea mayor de edad legal y “mentamente” puede entrar en mi blog si le apetece o cree conveniente… yo no tengo que esconderme de nadie (mi familia, la gente que quiero, y hasta mis terapeutas, me conocen y cuento con su apoyo) y tampoco tengo NADA que ocultar. Yo aquí cuento mi vida (lo que pienso y siento) y si no doy nombres ni lugares que puedan ser fácilmente reconocibles no es por MIEDO sino por respeto.
      Otra cosa: la taberna irlandesa a la que te refieres, que yo sepa hará cinco o seis años que cerró con lo cual es imposible que me dejasen entrar a tomar alcohol; mi madre sí la frecuentaba con sus compañeros profesores. Es posible que me conozcas “de vista o de oídas” y si el hermano de tu colega es quien me imagino que es… esa historia hace ya tiempo que acabó. Alberto ( o como te llames) puedes opinar y comentar lo que quieras, pero hazlo desde la libertad no utilizando la amenaza ni el chantaje ¿no te parece?… y ahora me dirás ¿un esclavo hablando de libertad? jajjajja.. pues mira, sí; soy un esclavo “libre” de hipocresías, de prejuicios, de mentiras y falsedades, y sobre todo, de doble moral.
      Por último, que tienes “un peasso de poya” pues muy bien ¿no? tú sabrás con quién y como la utlizas, pero… no entiendo qué tengo que ver con tu polla?
      Un saludo.

      Le gusta a 2 personas

  2. Menuda historia. Nunca me he imaginado que esto pueda suceder de verdad. Y el tío de arriba… yo de ti no hacía ni caso. Esto es un blog y no estás haciendo nada ilegal ni entrando en la privacidad de otros, ¿qué mal haces contando historias?

    Cuídate y un abrazo, Javier.

    James

    Me gusta

  3. Pues yo pensaba que tenía que ser una broma, es imposible tomarse nada en serio con una ortografía así. De todas formas no te creo que te pase nada porque estos que ladran tanto luego no hacen nada, si no ya te lo hubiera dicho a la cara así que ni caso.

    Abrazotes.

    Me gusta

  4. Hola Javi, te tengo que dar la ENHORABUENA, tanto por todo lo que escribes como por lo MARAVILLOSAMENTE QUE ESCRIBES Y TE EXPRESAS. Sigue así, luchando por cumplir tus mejores sueños, sigue estudiando, escribiendo, creyendo en el amor y en las bondades de la vida, sigue cultivándote y nunca dejes de escribir porque estoy seguro, si te lo propusieras, escribirías libros maravillosos y que algunos ayudarían a abrir los ojos a tanta gente que vive triste en le mundo porque no asume su sexualidad.
    No hagas caso al primer comentario que se merece una denuncia ante la Guardia Civil por acoso, amenazas y extorsión. Y sé feliz siempre… desde el corazón de Andalucía de mando mucho ánimo, mucha fuerza para que sigas creciendo, para que sigas amando, para que sigas escribiendo y para que seas feliz hoy y siempre. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. J.andaluz, (aparte de esos hermosos elogios que me dedicas y agradezco de corazón) tu comentario me ha puesto muy contendo por dos motivos: imposible que desprecie o deja a un lado a los sevillanos o andaluces (como ha dicho Alberto) porque he vivido unas maravillosas historias con dos personas diferentes de esta hermosa tierra. Y porque es cierto eso que se dice que nunca se llega a conocer del todo a una ciudad hasta que no amamos a uno de sus habitantes.
      Y en segundo lugar, que alguien como tú desde la cordura, la sinceridad, y una excelente corrección en el fondo y la forma, deje contatado que – como sucede en otros casos y otros lugares – no se debe generalizar nunca ya que no todos los andaluces piensan ni se comportan de la misma .
      Gracias por la visita.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias a tí por tus palabras, sigo asiduamente todos tus escritos y vivencias, y ya sabes: sigue estudiando, formándote, cultivándote exterior e interiormente, viviendo plenamente, amando…pero lo más esencial de todo: sé feliz siempre, en toda circunstancia, vuela libre como los pájaros, crece vigoroso y con esperanza como los árboles, plantas y flores en primavera, sigue amando, luchando y siendo feliz, un abrazo fuerteeeeeeeeeee.

        Me gusta

  5. Hola Javi. La historia del metro muy tensa,- es que me pones nervioso con tanta presión- , pero morbosa y excitante desde luego!! jejeje.

    El acoso, las amenazas,la extorsión, y un largo etc están considerados delitos de odio en el ordenamiento jurídico , algo en lo que se esta haciendo mucho incapié y se le esta prestando mayor importancia actualmente, el interponer una denuncia homofóbica es más sencillo actualmente, primero por que desde el Observatorio Nacional del Mº de Justicia les interesa, y segundo la policía nacional lleva tiempo formando agentes especializados en estos campos.
    El juez Grande Marlasca, el año pasado en un congreso de Derecho en Salamanca lo explicaba muy, hágase uso de todos los instrumentos legales al alcance de cualquier ciudadano y exíjase a la justica que actúe para conseguir una sociedad más justa y más libre.

    El escribir no es gratis del todo, ojito!!!!. Por mucho que creamos que somos anónimos en internet, en absoluto es cierto, todo deja huella y ese rastro se persigue, sea desde el dispositivo que sea.

    Bueno Javi, ánimo, se libre sobre todo, y no permitas elementos contaminantes en tú día a día.

    Saludos cordiales. Juan

    Me gusta

    1. Bueno, Juan… espero que ese nervis¡osismo no llegue a agobiarte y estresarte mucho ajjjajaj.. es interesante ese apunte que haces: en mis vivencias como esclavo beta siempre está presente “el elemento presión” (debería llamarlo conflicto), es un juego donde uno pide o exige (dominante) y el otro resiste, se opone, y finalmente claudica (sumiso) … hay tensión y emoción por conseguir un único objetivo: el placer mutuo. Es un ritual que tiene mucho de ceremonia sagrada. Y no me canso de insistir en esto: El dominante no es un demente, ni un sádico sin escrúpulos, no emplea la tortura ni la violencia de manera gratuita o incontroladamente ¡para nada! si algo querealmente caracteriza a un alfa es EL CONTROL, sabe manejarlo a la perfección, y ese uso exhaustivo del control refuerza la confianza del sumiso para entregarse placenteramente y ponerse en sus manos. Para subirse a un bólido o un coche de alta gama y disfrutar de la velocidad hay que ser un buen conductor, y el alfa dominante suele ser por regla general un excelente piloto de carreas.
      Respecto a la segunda parte de tu comentario, agradezco tu preocupación, pero, sinceramente, no hay que darle mayor importancia, de momento.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  6. La verdad es que yo tampoco he sabido como reaccionar ante el primer comentario de la lista, no sabía si era una broma. alguien tratando de tomarte el pelo ( a ti y de paso al resto ) o algo más peligroso y complicado. Espero que no tengas motivo de preocupación pero de todos modos ten cuidado, ¿eh?
    La escena del Metro me ha gustado, en parte porque eso de estar apretujado en un sitio y que te pasen la cebolleta por el trasero, ¡dependiendo de quien sea, claro! ,me parece una situación muy sugerente. Pero lo que más me ha gustado es el final, la posibilidad que vislumbraste de como podría ser el sexo y una relación con alguien sin mediar todo esto de los machos alfa y los esclavos…
    …pero como tú dices, eres como eres, no como el mundo quieres que seas, y muchas veces en eso de ser como somos no tenemos posiblidad de elegir, ¿verdad?
    Abrazos, y buena semana, guapo.

    Me gusta

  7. Tranqui, un-angel.. que llegado el momento también sé plantar cara y defenderme como cualquier otro tío de mi barrio.
    Es que a este alfa le ponía muchísimo “estas situaciones” en público porque sabía que soy muy tímido y discreto y me suponía mucho esfuerzo pasar por ellas. Pero a él, el nivel de adrenalina le subía a tope (siempre con un control máximo de la situación) y disfrutaba a tope llevándome al límite. Es el típico tío que en un descuido mientras los demás están distraídos te mete mano, te dice barbaridades al oído, o te empieza a tocar bajo la mesa de un bar o restaurante…. o en un lugar público.
    Ya te he comentado en otra ocasión que “lo que te ocurre en tus primeros años de infancia” te marca para los restos… (estoy trabajándolo con mis terapeutas, no creas) al crecer y relacionarme en ambientes puramente masculinos (me he sentido cómodo estando con ellos e imitándoles) los afectos, las muestras de cariño, lo sensiblero, una relación amorosa sería algo impensable, etc.. estaba mal visto y considerado como rasgo de debilidad y afeminamiento. Algo tabú.

    Me gusta

  8. Acabo de descubrir tu blog por otros comunes que seguimos y, vaya vaya, me encanta la forma que tienes de descubrir cómo eres, qué te gusta y las situaciones que vives. Esta escena del metro me ha parecido muy morbosa, fíjate que a mi me gusta practicar sexo al aire libre, pero creo que jamás podría hacer algo en un vagón de metro atestado de gente. Un saludo y enhorabuena por tan buen blog!

    Me gusta

  9. Ah, pues gracias por la visita y siéntete como en casa. Bienvenido.
    Es la primera vez que soy bloguero (en plan de enrollarme por escrito y tal), y como el tema de la sumisión y sentirse esclavo es un tanto, no sé como decirlo… oscuro, privado? pensé que nadie se iba a atrever a comentar nada. Lo cierto es que me estoy encontrando gente muy enrrollada.
    A mí el sexo en espacios públicos me crea una ansiedad y estrés tremendos, circunstancia que aprovechan mis alfas para aumentar su grado de excitación y placer.
    Esto fue en el Metro de Sevilla en el trayecto a Montequinto un sábado madrugada en plan movida porque era el último que se podía pillar. Aunque no se podía respirar porque estaba abarrotado de gente, reconozco que al final me resultó muy morboso..
    Un abrazo.

    Me gusta

  10. Comentan más en tu blog, que en uno cualquiera de poesía o de relatos más planos. Pienso que hablar y sentir claro, es lo que nos abre a los que lo leemos. Te vi ayer leyéndome, hacía un tiempo que no te veía y al acordarme de nuevo de ti, me he pasado a leerte un poco más. Aprovecho para enviarte un abrazo y ya con ganas de que publiques de nuevo. Me gusta cómo narras y me gusta lo que narras, es muy morboso.
    Nos vemos entre letras, saludos, y saludos, y un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  11. Hola, Quenton.. sí, me asomé tímidamente a tu casa porque hasta ahora no he podido, cuando digo no “he podido” (o no me han dejado) es literal y no una tonta excusa. Cosas que nos pasan a los putos esclavos.
    Me ha hecho mucha ilusión tu visita. Me estoy poniendo al día con vuestros blogs que tanto me gustan y con vosotros por quienes siento un cariño muy especial.
    Un abrazo. 🙂

    Me gusta

    1. Ay! sabía que se me olvidaba algo: estoy de acuerdo contigo en lo poco que comentan en los blogs de poesía y leteratura. Me parece injusto. En lo que me concierne (no es otra tonta excusa) en infinidad de comentarios he dejado claro que es mi primer blog, que nunca me llamó la atención escribir y que no tengo oficio ni disciplina para hacerlo. Es la pura verdad. Me da mucho pudor y respeto sentirme un intruso en este campo.
      Desde luego la gente ha sido muy generosa y cariñosa conmigo. A fin de cuentas, yo me veo muy en el papel de “calentorro” jajjajjaj
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s