EL MOLDE DE TU DESEO

Qué sumamente emocionante y gratificante me resultó como beta (pussyboy) aprender a disociar placer y orgasmo – que inicialmente sólo localizaba en mi pene y testículos – hasta conseguir concentrarlos únicamente en mi “vagina”. Ahora, la liberación de mi orgasmo la consigo sólo a través de la penetración a la que me somete mi macho alpha mientras me usa egoístamente para su propio placer. Él es mi hombre, y como tal, el único que tiene polla y puede utilizarla.

– Por favor, fóllame…. por favor, por favor ¡te lo suplico!

Mi mente se queda en blanco; sólo me queda voluntad para ponerme a cuatro patas y ofrecerme a él. Entonces, mi ojete comienza a contraerse y dilatarse …palpitando como un corazón oxigenado y hambriento que espera ansioso ser horadado.  Necesito desesperadamente que él me posea y someta a su voluntad hasta vaciar en mis entrañas su esperma caliente. Mi estrecho y apretado orificio se ha hecho más flexible y elástico hasta adquirir poco a poco el tamaño de la cavidad que él ha excavado en mi para su propio deleite. Ahora soy un molde exacto de su deseo.

 Él está sobre mí aplastándome con su cuerpo, presionando mi cuello contra la almohada con una de sus fuertes manos. Arqueo la columna y levanto mis nalgas temblorosas incapaz de apaciguar las contracciones de mi ano.

– Por favor, fóllame ¡no puedo más! , le digo.

La punta de su polla primero acaricia y luego presiona el anillo de músculos de mi esfínter.. su capullo está lubricado, dilatado y duro como la cabeza de un percutor. Sus primeros intentos de penetración me duelen  pero tras unos segundos de resistencia, le doy la gozosa bienvenida.

– Ábrete a mí, niño! Venga vamos, ábrete por completo, – Me grita al oído.

 

Su cuerpo cubre la superficie de mi piel por completo hasta enfundarse en mí como un guante. Dejo que su polla encuentre el lugar que le pertenece, su guarida. Me estremezco de placer y excitación con ese duro cilindro de carne dentro de mi culo. Le suplico que se mueva cuando su polla conquista el espacio de mi próstata y mis muslos comienzan a temblar incapaces de contener ese fuerte deseo de ser follado por un macho alpha. Gimo y maúllo como un gatito, estoy demasiado caliente y excitado…. con el anillo de mi ojete alrededor del eje de su cipote, comienzo a succionar, dilatar y contraer los músculos de mi esfínter para acoger lo mejor posible dentro de mí su virilidad y proporcionarle el máximo placer en la follada. Cuando le llega el momento de correrse, sus huevos se contraen para a continuación vaciarse en mi vagina; siento perfectamente las sacudidas de su esperma y esa respiración animal en mi oído mientras se deslecha. Se incorpora un poco sobre mí y exprime con una de sus manos hasta la última gota de semen en mi ojete. Él nota mi desesperación por gozar y abandonarme al orgasmo, sabe que estoy muy excitado porque su semen se espesa y acrecienta en mi interior como la masa de pan fermentado. ¡No puedo más, necesito abandonarme al orgasmo! pero él me detiene.

– Todavía no, hasta que yo te de permiso.

Es su palabra, palabra de dios. Tengo que obedecerle. Presiona con una mano mi espalda para obligarme a curvarme aún más con el fin de meter nuevamente su polla en mi ojete; aún está dura y muy lubricada. A continuación, se tiende sobre mí y atenaza mis piernas entre sus muslos.. muerde mi cuello y me susurra al oído no sin antes pedirme que cubra mi sexo con las dos manos:

– Ahora, nene. Ahora te doy permiso para que te corras.  Haz que sienta en mi polla las contracciones de tu coño mientras gozas y notar la intensidad  de ese orgasmo interno que te va a provocar mi polla… 

Me pellizca los pezones y la tensión sexual es tan insufrible que rompo a llorar y a gemir al mismo tiempo hasta que mis manos – que sujetan y esconden mi clítoris – se desbordan con el inmenso placer que acaba por derramarse abundantemente entre mis dedos.      

Anuncios

4 comentarios en “EL MOLDE DE TU DESEO

  1. ¡¡¡BUAAAH!! Me ha gustado. Me lo imagino y esque ya me has puesto. Voy a utilizar mi objetopene para la paja de hoy. Seguro que llegó a la próstata jejeje. Gracias por compartir tus sensaciones.

    P.D. Por cierto, ¿tú te llamas Javier o ese es tu “compañero”?? Me ha dado confusión.

    James

    Me gusta

  2. Cuando recibo un comentario es cuando me doy cuenta de hasta qué punto es íntimo todo esto. Te aseguro que ahora mismo estoy rojo de vergüenza 😀
    Sí, me llamo Javier, es que uno de los gemelos también se llama Javi.
    ¿Tu objetopene? jajjajaj nunca lo había oído, mola.
    Un saludo, James.

    Me gusta

    1. Sí, mi objetopene me refiero a lo que utilizo para meterme dentro del culo, ya que no es un vibrador. Por eso lo he llamado así jajajaja.

      No debes sentirte avergonzado hombre. Esto lo has creado para expresarte, quienes lo lean que disfruten y entiendan estas situaciones.

      Cuídate, Javier.

      James

      Me gusta

      1. 😀 Lo de objetopene que no peneobjeto me ha molado, seguro que lo utilizo alguna vez (en los escritos, eh?) ajajjajajjj…
        Si te dijese que en la calle soy muy tímido pero tímido máximo que diría Ylenia, de ésos que enrojecen hasta la raíz del pelo.. seguro que más de uno diría ¿tímido tú? ¡sí hombre! pues es la pura verdad.
        Oye, James ¿Tú no tienes blog?

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s