EL VÍNCULO SAGRADO

 La estrecha unión que se establece entre un alpha y su chico beta ( al menos en lo que a mí me concierne) siempre ha sido muy intensa y vibrante, especialmente en el terreno sexual. No puede ser de otro modo: el deseo es el único lenguaje que impera en nosotros, dos cuerpos fuertes y masculinos inmersos y estrechamente entrelazados en una lucha amorosa y excitante, durante la cual, mi macho dominante despliega las garras de su instinto animal para obligarme a arquear la espalda y ejercer sobre mí las ondulaciones de la sumisión. Esas son sus reglas. Mi cerebro se anestesia y la voluntad naufraga y me abandona como un nadador desorientado.
A no ser que él me ordene lo contrario,  – como pussyboy beta de su propiedad –  nunca debo dejar de mirarle cualquiera que sea la posición que adoptemos durante la sagrada comunión de nuestros cuerpos; él siempre será para mí “el ojo de Dios” que todo lo observa y domina. Día a día, he ido entrenando mi cerebro hasta conseguir que el máximo grado placer que soy capaz de gozar, se localice únicamente durante la penetración – en esas intensas y deliciosas vibraciones que experimenta mi próstata-vagina – cuando mi alpha me posee y cubre como un semental.  Se trata un tipo de orgasmo muy profundo y absolutamente diferente a todos los que anteriormente experimenté, el que se produce en mi interior cuando la polla de mi amo conquista la estrecha cavidad de mis entrañas. Feliz y orgulloso de sentirme penetrado por un macho superior, dejo que mi alpha modele mi elástica vagina – creando un hueco suave y perfecto-  hasta ajustarla como un guante al tamaño de su polla. 
¿Os parece que exagero? Puede que tengáis razón, no os lo reprocho; pero creedme, no puedo luchar contra mi naturaleza subordinada al macho alpha. No puedo nadar en contra de lo que realmente siento ni soy capaz de vencer la fuerza de la corriente que me obliga a arrastrarme a sus pies. Soy su juguete sexual, el esclavo sumiso que se comporta como “un dulce gatito” cuando me coge del cuello y me doblega hasta aplastarme contra el suelo.. ése es mi sitio, acepto mi destino. He nacido para servirle, soy suyo y le pertenezco. Él es un hombre con cerebro, cuerpo, y emociones de hombre ¿Y sabéis qué? ¡esto es lo realmente maravilloso! que seamos precisamente dos hombres (uno alpha y el otro beta) los que encuentren esa conexión física y emocional tan fuerte y cómplice, que raramente se produciría entre un hombre y una mujer. No voy a debatir si con una tía es mejor o peor, mayor o menos intensa… lo nuestro es un vínculo “sobrenatural”. Como subordinado beta me siento libre de toda culpa, miedo, o vergüenza ¡todo lo contrario! para mí es un orgullo participar en esa excitante comunión entre dos almas gemelas masculinas, dos guerreros felices de haber librado una lucha contra todo lo moralmente establecido.  Lejos de humillarme, él me hace sentir más fuerte al doblar mi espalda como un arco cuando me domina y posee, – dos almas, un solo cuerpo –  consiguiendo que la dureza de su penetración se complemente perfectamente con el calor de mi juventud y apasionada entrega.  Él confía en mí porque le hago sentir que soy suyo; por esta razón, guiado por su naturaleza dominante hunde su polla dentro de mí hasta hacer erupcionar su sagrada semilla entre las convulsiones de un éxtasis orgásmico. Ese es su modo que tiene de gratificar a su”niño” y ése es el preciado regalo que tanto ansío como eslavo beta. 
La intimidad que existe entre nosotros se ha consolidado a medida que han bajado las barreras y aumentado nuestra confianza y creatividad mutuas, porque no olvidemos que no se trata de una relación que intenta suplantar ni imitar modelos establecidos como “normales o naturales”. Él como macho alpha ejerce sobre mí un tipo de control físico y mental  que lejos de humillarme, me alimenta y me hace crecer como hombre. Él es el poderoso guerrero que alecciona a su discípulo para luchar y vencer todos los obstáculos creando un transvase de energía y materia como el embudo de un reloj de arena ¿No es hermoso? se trata de una energía que a ambos nos retroalimenta por igual.
Mostrarme desnudo con los brazos caídos frente a mi macho alpha a la espera que sus fuertes brazos me rodeen y posean es la mejor muestra de entrega incondicional que puedo ofrecerle. Él me enciende y apaga como una lámpara cuando desahoga en mi su instinto animal de macho dominante. Obviamente nuestros encuentros sexuales requieren de una fortaleza física y mental que cualquier hombre o mujer no sería capaz de asumir ni soportar. No todos somos aptos para todas las batallas. ¿Por qué luchar contra un dios y para qué vencerle, no? Dejad estos asuntos para nosotros que sabemos alimentar a los dioses con la energía de los esclavos. Sus ojos son mis ojos, no podría vivir ajeno a su mirada. Me basta con mirarle para saber lo que él desea y necesita, lo que quiere o no quiere hacer. Precisamente porque le conozco perfectamente, le sirvo y me siento feliz estando a su lado.
Anuncios

3 comentarios en “EL VÍNCULO SAGRADO

    1. Bueno, acabo de bichear por Google y me he topado con esto:” La Venus de las pieles (Venus im Pelz en alemán, 1870) es una obra del escritor austriaco Leopold von Sacher-Masoch, que forma parte de la saga El legado de Caín, que Sacher-Masoch quería crear en seis libros, con seis historias diferentes en cada uno divididas en seis temáticas: el amor, la propiedad, el estado, la guerra, el trabajo y la muerte. Para esta obra Sacher-Masoch se inspiró probablemente en La comedia humana de Balzac.1 Sacher-Masoch nunca consiguió completar El legado de Caín. La venus de las pieles forma parte del libro dedicado al amor, siendo de este su quinta historia. Es posiblemente la más conocida de sus novelas, y la que ha vinculado el nombre de Masoch al masoquismo.”

      Ahora toca buscar el libro y devorarlo. Gracias por la sugerencia, ya te contaré mis impresiones tras leer la novela.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s